Tito Vilanova despide 2012 jugando al pádel con su hijo

stop

El entrenador del Barça evoluciona favorablemente de su enfermedad y el miércoles 2 de enero podría dirigir el entrenamiento del equipo

Tito Vilanova y su hijo Adrià, antes de jugar un partido de pádel

01 de enero de 2013 (16:04 CET)

Tito Vilanova evoluciona favorablemente de la intervención en la que, el pasado 20 de diciembre, le extirparon un tumor en la glándula parótida. El técnico del Barça jugó un partido de pádel con su hijo Adrià el día 31 por la tarde y este miércoles podría dirigir la primera sesión de 2013. El domingo 6 de enero también podría sentarse en el banquillo del Camp Nou durante el partido entre el Barça y el Espanyol.

Adrià Vilanova, jugador de las categorías inferiores del Barça, colgó en Twitter una foto suya y de su padre antes de jugar al pádel. "Este tarde he despedido el año jugando un partido de pádel con una persona muy especial", escribió Adrià.

Vacaciones en l'Escala

Tito Vilanova se ha recuperado muy bien de su recaída. Tras una exitosa operación, el entrenador del Barça se trasladó a l'Escala (Girona), para pasar las vacaciones navideñas con su familia. Dentro de una semana, comenzará a ser tratado con sesiones de quimioterapia.

El técnico de Bellcaire d'Empordà fue operado por primera vez de la glándula parótida el 22 de noviembre de 2011, coincidiendo con un desplazamiento del Barça a Milán. Entonces era el ayudante de Pep Guardiola. El pasado diciembre, sufrió una recaída de la que fue intervenido otra vez en el Hospital Vall d'Hebron. El día 22 abandonó el centro médico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad