Thuram: "El racismo es una construcción política, económica y cultural"

stop

El ex defensa del Barça y de la selección francesa presenta el libro "Mis estrellas negras" en el que combate los tópicos raciales

Thuram, durante la presentación de su libro en el Camp Nou / Víctor Malo

25 de octubre de 2012 (17:45 CET)

Lilian Thuran siempre fue un futbolista distinto. Comprometido. Su discurso no era el tradicional de los deportistas de élite. Le gustaba hablar de fútbol, pero también de historia y, sobre todo, combatir los estigmas habituales asociados a la raza negra. En el Barça siempre se posicionó como un defensor de los derechos civiles y, retirado ya, acaba de publicar en España el libro "Mis estrellas negras", que ha vendido 130.000 ejemplares en Francia, país al que llegó cuando tenía nueve años, procedente de Guadalupe.

"Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de cacerías seguirán glorificando al cazador", escribe Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo que prologa "Mis estrellas negras", una obra definida como "una vacuna contra el racismo" y "un libro que debería figurar en las escuelas". Ése, precisamente, es el gran objetivo de Thuram, quien este jueves reiteró en la sala París del Camp Nou que "el racismo, como el sexismo, es cultural". "El racismo es una construcción política, económica y cultural, y este libro pretende abrir la mente de las personas. Todos tenemos prejuicios", añadió el ex defensa de la selección francesa, del Mónaco, de la Juventus y del Barça, entre otros equipos.

La anécdota de las dos vacas

En la presentación del libro, patrocinado por la Fundació del FC Barcelona, Thuram recordó una anécdota que le impactó mucho cuando llegó a París. "Entonces había unos dibujos animados con dos vacas, una negra que era muy estúpida y otra blanca, que era muy inteligente. Los compañeros de la escuela me llamaban con el nombre de la vaca negra y mi madre me contó que los hombres blancos son racistas. Aquel día decidí no aceptar la realidad", comentó Thuram, quien en su libro habla de sus referentes y de las grandes celebridades negras: las más conocidas, Malcom X, Martin Luther King, Obama, Mohamad Ali y Billie Holiday.

"Una persona racista no es una mala persona, es una persona con prejuicios. Decir que los negros son más fuertes físicamente es, sencillamente, una invención", continuó Thuram, quien puso como ejemplo la gran gesta de Jesse Owens, que ganó, contra todo pronóstico, cuatro medallas de oro en los Juegos de Berlín (1936). "Fue una sorpresa porque la gente tenía prejuicios y todos pensaban que los blancos eran más rápidos que los negros", expuso el ex internacional francés, quien también glosó la actual dimensión del Barça: "El Barça es más que un club porque el fútbol debe ser más que un juego. El Barça es el fútbol verdadero, es arte, como el fútbol. Y, lo más importante, el Barça da una buena imagen del fútbol".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad