¿Tensión entre Roures y Bein Sports?

stop

El Valencia luce el logo de Gol T, una empresa que ya no existe, a la espalda de su camiseta en lugar de la marca catarí, que sigue distanciada de Movistar Plus

Jaume Roures y Nasser al Khelaifi junto a las camisetas del Valencia con el logo de Gol T

29 de septiembre de 2015 (20:02 CET)

Temporada agitada para Jaume Roures, uno de los empresarios catalanes más exitosos del mundo audiovisual en los últimos años. El socio fundador de Mediapro está en el ojo de la polémica por los problemas que han surgido en las negociaciones con Telefónica para la venta de los derechos de la Champions. Esta situación plantea una posible desavenencia con el canal Bein Sports, del grupo de comunicación catarí Al Jazeera, presidido por el también presidente del PSG Nasser Al Khelaifi. El incidente con la camiseta del Valencia no hace sino alimentar las posibles tensiones.

El equipo que entrena Nuno Espirito Santo tuvo un problema con la impresión de las camisetas para la actual temporada. "Un error de comunicación" entre Mediapro y el Valencia ha propiciado que en la parte trasera de la camiseta valencianista aparezca el logo de Gol T, el extinto canal de Jaume Roures para emitir el fútbol de pago, en lugar de Bein Sports. Desde Mediapro no quieren valorar la cuestión y asumen el error. Aunque todavía existía la esperanza de poder subsanar esta cuestión, las últimas informaciones apuntan a que la publicidad de Gol T se mantendrá toda la temporada, salvo en los partidos de Champions, ya que la distribución de camisetas de Adidas hace meses que está en marcha.

Riesgo de no amortizar la inversión en Champions

La inversión en la camiseta de Gol T va a cargo de la empresa de Roures. Sin embargo, el nuevo socio de Bein Sports en España quería dar promoción a la plataforma catarí, con quien se asoció para comprar los derechos de la Champions en exclusiva. Desde Bein Sports prefieren no pronunciarse sobre la cuestión, pero son conscientes de que han perdido una buena ocasión de publicitarse en la Liga española a través de la camiseta del Valencia.

El otro foco de tensión entre Roures y Bein Sports reside en las negociaciones con Telefónica para la venta de la Champions. Lo que Roures daba por hecho –el interés de Movistar Plus y su predisposición a pagar una cifra acorde al valor tasado por Roures–, ha resultado no ser tan fácil y, actualmente, los dos actores están parados, a la espera de un acercamiento por parte del otro. El riesgo de Telefónica es perder cuota de mercado. El de Roures y Bein Sports es no amortizar la elevada inversión realizada en comprar los derechos de emisión de la Champions a la UEFA.

Conflicto catarí

Y, mientras no se ponen de acuerdo, hay un tercer aspecto que ahonda en el posible conflicto. El hecho de que cuanta menos audiencia tenga acceso a la Champions –Movistar Plus garantiza tres millones de abonados, el 80% del mercado–, menos alcance tiene la marca publicitaria que ocupa el pecho de la camiseta del Barça, Qatar Airways. Este martes no hubo problema porque el partido era en abierto y la cuota de espectadores que vio el Barça-Bayer Leverkusen mucho más elevada.

Bein Sports es propiedad del emir de Catar, el principal interesado en dar a conocer su país a través del Barça. La escasa cifra de audiencia a la que puede llegar Bein Sports a través de plataformas todavía minoritarias no garantiza notoriedad a los patrocinadores de los equipos ni un retorno publicitario suficiente para recuperar la inversión realizada.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad