Tensión en el vestuario del Madrid antes del Clásico

stop

Mourinho ha vuelto a discutir con Sergio Ramos e Íker Casillas antes de enfrentarse al Barça

29 de agosto de 2012 (17:10 CET)

Por segunda vez en apenas siete meses salen a la luz los malos rollos que se viven en el vestuario del Real Madrid y, curiosamente, en las dos ocasiones se han hecho públicos antes de jugar ante el Barcelona. Según 'El País', Sergio Ramos e Íker Casillas se las han tenido con Mourinho después de la derrota en Getafe, el partido previo a la vuelta de la Supercopa, donde parten con desventaja (3-2).

El mal inicio de temporada de los blancos, con una derrota ante el Barça en Supercopa y a cinco puntos del máximo rival en Liga (algo que pocos esperaban) podría estar afectando al ambiente del vestuario. El de Setúbal culpó a los jugadores en rueda de prensa tras caer en Getafe, y parece que entró al vestuario espetando los mismos argumentos.

Íker Casillas habría sido el primero en recriminarle al técnico la actitud tomada. “Aquí, el primero que tiene que hacer autocrítica eres tú por lo que haces dentro y fuera del campo. Que sea la última vez que nos criticas así en público”, habría expresado. A lo que Mourinho habría respondido que están “endiosados”, que van de “jefes” y que no se les puede “decir nada”.

En ese momento habría entrado en juego Sergio Ramos. El sevillano asumió el error en el gol de Valera, pero recordó que en el Camp Nou falló otro compañero. “El jueves, en Barcelona, en el gol de Pedro, hubo errores defensivos y tú, en vez de señalar al compañero que había fallado, hiciste lo correcto y acusaste al juez de línea. ¿Por qué a mí me vendiste? ¿Por qué a unos les proteges y a otros siempre les acusas en público?”, respondió Ramos en referencia a Coentrao. Para Mou, “Coentrao hizo un partido perfecto”.

Cuando todo el mundo se había olvidado de los topos que invadieron el vestuario la temporada pasada, un medio publica estas palabras. Justo antes de un nuevo choque decisivo ante el Barcelona. A finales de enero, después de que los de Guardiola derrotasen al Madrid 1-2 en la ida de los cuartos de final de la Copa, el ambiente se enrareció en la capital. De nuevo, Ramos y Casillas criticaron al entrenador en público y en privado, y varios medios se hicieron eco de esas discusiones.

La verdad es que, tras ese episodio, los blancos estuvieron cerca de sorprender al Barça en la vuelta con un 2-2 y un gran partido. Fue el día que Mourinho esperó al colegiado en el aparcamiento. Posteriormente, los madridistas levantaron la Liga con récord de goles y de puntos inclusive. El Madrid está herido en su orgullo y los jugadores saldrán a por la Supercopa desde el primer minuto.

Síguenos en Twitter: @diarioGOLcom y en Facebook: Diario Gol

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad