Telefónica amenaza el imperio futbolístico de Roures tras arrebatarle el Barça

stop

La compañía de telecomunicaciones advierte también de que pujará por los derechos televisivos de la Liga

César Alierta (Telefónica, Movistar Plus) y Jaume Roures (Mediapro; Bein Sports)

19 de febrero de 2015 (00:33 CET)

Telefónica ha dado el primer golpe de autoridad en el panorama de los derechos televisivos del fútbol. La compañía ha arrebatado el Barça a Mediapro y negocia la compra de la Champions a la misma empresa de Jaume Roures. José María Álvarez Pallete, consejero delegado de la telefónica, ha advertido además de que pujarán por los derechos de la Liga para el trienio 2016-19, en el nuevo contrato colectivo que se demora por las presiones del presidente del Madrid, Florentino Pérez. Telefónica hace tambalear el imperio Roures.

La elección del Barça de vender a Telefónica los derechos televisivos de la temporada 2015-16, la última con contratos individuales, ha molestado a Roures. Mediapro, que ha estado al lado del club en los ocho últimos años, también pierde el control de Barça TV en favor de la compañía de César Alierta. Roures, sin embargo, seguirá trabajando con el "desleal" club por algunos contratos colaterales que mantiene, como uno referente a la gestión del museo del Camp Nou.

Un 'pelotazo'

La decisión del Barça y la pataleta de Roures tienen un denominador común. El club, en boca del vicepresidente Javier Faus, apuesta por Telefónica para tener una influencia global que no tiene Mediapro. La compañía de César Alierta, de hecho, pagará "idéntica cantidad" a la que ofrecía Mediapro. Y Mediapro pierde uno de sus mejores contenidos.

Roures, por otra parte, busca un pelotazo con la Champions a costa de Telefónica. Mediapro pagará 110 millones anuales para las ediciones 2015-18, pero espera concretar la venta del paquete por 150 millones por temporada que le supondrían beneficios de 120 millones en tres años. Telefónica, necesitada de contenidos de calidad para amortizar la costosa reconversión a los nuevos tiempos, está dispuesta a casi todo.

Pallete, de hecho, ha reconocido que el acuerdo con el Barça es el paso previo a la puja por los derechos de televisión de la Liga. "Estamos muy interesados en los contenidos y ya hemos empezado con la Fórmula 1 y las motos; estamos muy interesados en la Liga", ha dicho el consejero delegado de Telefónica en la presentación del contrato regional para Latinoamérica con el club.