Tebas ve indicios de amaño en el último Espanyol-Osasuna

stop

El partido terminó en tablas y sirvió de poco a los rojillos; Anticorrupción investiga a los dirigentes del club navarro

El Espanyol-Osasuna bajo sospecha y el presidente de la Liga, Javier Tebas

17 de febrero de 2015 (10:04 CET)

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) tiene indicios de amaño del último Espanyol-Osasuna, disputado el 11 de mayo de 2014 (1-1). Anticorrupción está detrás del caso e investiga a los exdirigentes del club navarro, ahora en Segunda División. El encuentro siempre fue sospechoso y a pocos sorprendió el resultado final, que de poco sirvió a los rojillos.

El Espanyol-Osasuna es mucho más sospechoso que el Levante-Zaragoza de 2011, que está en los tribunales. La LFP maneja informes que descubrirían el amaño, incluso apuestas de 250.000 euros al empate a uno fuera de España. El foco principal está sobre la anterior directiva rojilla, que habría preparado hasta 1,5 millones de euros para la compra de partidos, cuatro en total, según informa Marca.

Más partidos

El dinero nunca llegó a los destinatarios porque Osasuna descendió. Anticorrupción, sin embargo, investiga al expresidente Miguel Archanco y a algunos de sus directivos. En la situación económica del equipo rojillo cualquier artimaña era poca para mantener los ingresos por jugar en la máxima categoría. El club, de hecho, ha perdido todo su patrimonio para saldar la deuda con Hacienda en su regreso a Segunda.

La misma información desvela que hay al menos otro partido bajo sospecha y más de 50 jugadores investigados. Tebas puso la lupa como nunca para evitar arreglos de la competición en el final de la última temporada.

El Espanyol se desmarca

El RCD Espanyol ha salido al paso de las informaciones a través del viceprsidente Rafael Entrena. EL directivo ha mostrado su sorpresa por las investigaciones y ha pedido prudencia. En cualquier caso "parece que la investigación afecta al CA Osasuna" y al club blanquiazul sólo de manera derivada por haber sido uno de los últimos rivales del equipo rojillo.

Luis Sabalza, presidente actual de Osasuna, ha reconocido que hay 1,5 millones de euros que salieron del club sin justificar. El máximo mandatario ha pedido el castigo contra los tramposos si se demuestra el amaño.