Tarrés pide 350.000 euros a Carpena por dañar su imagen

stop

El presidente de la FEN niega estar detrás de la carta de 15 nadadoras que acusaban a la seleccionadora de vejaciones y maltrato psicológico

Carpena

12 de noviembre de 2012 (19:12 CET)

Anna Tarrés pide una indemnización de 350.000 euros a la Federación Española de Natación (FEN), presidida por Fernando Carpena, en concepto de vulneración de sus derechos fundamentales como seleccionadora, no renovación de su contrato sin un motivo claro y daños a su imagen con motivo de una carta firma por 15 nadadoras que le acusaban de presuntas vejaciones y maltrato psicológico. Tarrés sostiene que Carpena estuvo detrás del manifiesto de las deportistas.

El juicio de Tarrés contra Carpena, que se ha celebrado este lunes en el Juzgado de lo Social número 2 de Terrassa (Barcelona), ha comenzado este lunes a las 13.00 horas en Terrassa (Barcelona), después de que las dos partes no hayan llegado a un acuerdo en el acto de conciliación previo.

Al acabar la vista, que ha durado tres horas, el abogado de Anna Tarrés ha explicado que solicitan el salario de dos temporadas más los objetivos ya conseguidos que todavía no ha cobrado Tarrés (300.000 euros), y una indemnización, cifrada en 50.000 euros, por los daños morales causados en la aparición de la carta. En la misma, se tildaba a la seleccionadora de dictadura y se denunciaban sus duros métodos de entrenamiento.

200 pruebas documentales

Tarrés, con contrato en vigor hasta el 31 de diciembre de 2012, ha presentado más de 200 pruebas documentales durante el juicio. Ha denunciado que sus funciones como seleccionadora ya no exigen y que no dispone de un espacio para trabajar en el centro de tecnificación del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat (Barcelona). El pasado mes de septiembre, además, la Federación Española de Natación presentó a su sustituta, Esther Jaumà semanas después de notificar a Tarrés que no renovaban su contrato, vía telefónica.

Carpena, mientras, ha negado cualquier relación con la escritura y la elaboración de la carta de 15 nadadoras contra los métodos de Tarrés en una amplia exposición. "Juro solemnemente que no tengo nada que ver con la que se ha montado. No tengo nada que ver con la carta", manifestó Carpena, molesto por la trascendencia mediática del 'caso Tarrés' y su resolución en los tribunales de justicia. En su defensa, el presidente de la Federación Española de Natación calificó de "extraordinario" el ciclo de Tarrés y defendió la necesidad de abrir otra etapa.

Con Tarrés como seleccionadora, la natación sincronizada ha ganado 55 medallas en grandes competiciones, cuatro de ellas olímpicas, entre 1997 y 2012.







Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad