Tarrés no da tregua en su guerra personal contra Carpena

stop

El abogado de la entrenadora asegura que demandará a la RFEN por despido y que recurrirá la sentencia por daños morales

Anna Tarrés, de camino a la Sala de lo Social número 2 de Terrassa | EFE

27 de noviembre de 2012 (19:11 CET)

Anna Tarrés no abandona, ni mucho menos, la lucha por defender lo que considera que le pertenece. El abogado de la seleccionadora, Jorge García, se muestra dispuesto a batallar hasta el final en declaraciones exclusivas a Diario Gol: "El mismo 1 de enero demandaremos a la Real Federación Española de Natación (RFEN) por despido; antes no tendría sentido, porque el contrato de Anna se extingue el 31 de diciembre".

Asimismo, el abogado confirma que recurrirá la Sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Terrassa, cuyo fallo absuelve "a la parte demandada de las restantes peticiones deducidas en su contra". Es decir, que no queda demostrado que Fernando Carpena esté detrás de la carta de las 15 ex nadadoras. Aunque la propia sentencia describe esta situación como "algo sumamente llamativo".

Se vulneró su derecho al honor

Lo más favorable a Tarrés en la sentencia es que se considera probada una vulneración de su derecho al honor por parte de la RFEN. "El hecho de que se considere vulnerado su derecho al honor hace que no tenga mucho sentido que Anna no sea correspondientemente indemnizada", asegura García. Aspecto principal en el que se agarra para construir el recurso.

La sentencia también obliga a la RFEN a "reponer a doña Anna Tarrés Campà en las funciones de seleccionadora nacional del equipo absoluto y responsable técnico de las divisiones inferiores". Algo que no tendrá mayor trascendencia, ya que se mantiene la medida cautelar pedida por la parte demandante que exonera a Tarrés de prestar servicios para la RFEN hasta que se extinga su relación laboral. Eso sí, seguirá cobrando como si todavía ejerciese el cargo de seleccionadora, que actualmente recae en Esther Jaumà.

Una guerra de tres batallas

Jorge García también ha explicado a Diario Gol que esta pugna se resolverá en tres procesos judiciales distintos. Por un lado, se reclamará la indemnización por daños morales y vulneración del derecho al honor mediante el citado recurso. Por otro, se demandará por despido a la RFEN en enero, como se explica al principio. En último lugar, hay un tercer proceso pendiente de resolución. Una reclamación de cantidad de 65.000 euros que la RFEN le debe a Tarrés por las medallas conseguidas y que la parte demandante amplia a la petición de otros 20.000 euros por una reducción salarial.

Otro aspecto positivo para Tarrés que se deriva de la sentencia es que se restituye en parte su imagen, muy dañada en los últimos dos meses. Ello podría abrirle las puertas a su fichaje por las federaciones de México, Brasil, Canadá o Italia. Aunque la mexicana podría apostar fuerte por ella, parece que los intereses de Tarrés pasarían más por entrenar a Brasil (Río de Janeiro organiza los próximos Juegos Olímpicos y cuentan con mayor capacidad económica) o a Canadá (cuarto equipo olímpico por detrás de España).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad