Tarrés: "Estoy convencida de que Carpena está detrás de la carta"

stop

La seleccionadora niega la mayoría de las acusaciones del comunicado emitido por las quince ex nadadoras contra sus métodos

Anna Tarrés en un acto | Archivo

28 de septiembre de 2012 (03:37 CET)

Anna Tarrés ha roto el silencio. La todavía seleccionadora española de natación sincronizada se defendió a su estilo, de manera contundente, después de las graves acusaciones recibidas en los últimos días por parte de 15 ex nadadoras. Tarrés compareció en el programa Al primer toque de Onda Cero, y se confesó "muy triste". "Con todo lo que está pasando se está matando a la natación sincronizada y me da mucha pena", aseguró.

Demanda a Carpena

La entrenadora catalana confirmó que ha interpuesto una demanda contra la RFEN y, en concreto, contra su presidente, Fernando Carpena, y lo justificó de la siguiente manera: "Encuentro que hay una campaña de injurias y calumnias hacia mi persona de manera desproporcionada. Se está intentando dañar mi honor y mi credibilidad". Además, confesó su impresión: "Estoy convencida que Carpena debe estar detrás de esa carta".

Otro aspecto que no pasa desapercibido para Tarrés es que el hijo de Fernando Carpena tiene una relación con la hermana de tres de las nadadoras firmantes de la carta, las hermanas Violán. Elemento que se suma a una "extraña" coincidencia: "Que casualidad que la carta salga el mismo día de la presentación del nuevo equipo… Lo siento pero me hace pensar mal".

El comunicado

Tarrés negó haber dicho a una nadadora que se tragase su propio vómito, negó haber llamado gorda de forma despectiva a ninguna de sus chicas y negó la mayoría de los episodios firmados en el comunicado.

"En 15 años hemos tenido días que nos hemos divertido mucho y días un poco más crudos, pero de ahí al maltrato hay una gran diferencia. Niego rotundamente que yo haya maltratado a alguna de mis chicas, muy al contrario, lo que he intentado ha sido cuidarlas", argumentó en su defensa la seleccionadora. "Muchas de ellas no sabía ni que habían estado conmigo. He tenido que hacer memoria para ubicarlas, y algunas estuvieron en una preselección de un equipo junior, hace muchos años. Las únicas que de verdad han estado en un ciclo olímpico son Paola Tirados, Cristina Violán y Laura López, y Eva Romo estuvo un año en el CAR", apuntó Tarrés. 

Conclusión

En Rusia hay cerca de 12.000 licencias de nadadoras, en Japón 20.000; en España, unas 700. Tarrés no perdió la oportunidad de defender este aspecto y elogiar el trabajo realizado durante estos quince años: "Lo que hacemos aquí es un milagro sacado de la pasión por el deporte, de la obsesión por la perfección".

"Lo que me da más pena es que esto tenga más valor que las medallas que hemos ganado. Se está hablando más de la ‘sincro' por todo esto que por nuestros éxitos", comentó apenada la catalana, que seguía "estupefacta": "Me asombra ver como 15 años de trabajo se pueden ir al traste". "Ojalá se haga justicia", sentenció Anna Tarrés.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad