Susana Monje paga 700.000 euros para evitar la intervención judicial de Essentium

stop

La tesorera del Barça liquida la deuda pendiente con la familia García Pozuelo tras la compra de Constructora Hispánica en 2009

19 de septiembre de 2014 (11:06 CET)

Susana Monje, actual tesorera del FC Barcelona y propietaria del Grupo Essentium, ha ingresado 700.000 euros en un juzgado de Móstoles, la deuda que le reclamaba la familia García Pozuelo por la compra en octubre de 2009 de Constructora Hispánica, empresa implicada por el escándalo de la Gürtel.

Monje, con este pago, ha evitado la intervención judicial de una de las filiales del grupo Essentium decretada antes del verano, según informa Elconfidencialdigital.

Sede central en Madrid

"Essentium nunca iba a permitir la llegada de un administrador judicial porque la empresa es solvente y así se lo había garantizado a la juez en su recurso", aseguran fuentes de la empresa, cuya sede central está en Villaviciosa de Odón (Madrid).

La compañía de Monje arrastraba la deuda de 700.000 euros desde que compró Constructura Hispánica a la familia García Pozuelo. La deuda que arrastraba era, presuntamente, de siete millones de euros y la juez decidió nombrar un administrador judicial.

Querella por estafa

La familia García Pozuelo vendió Constructura Hispánica tras verse inmersa en el escándalo de la Gúrtel. Las deudas que le reclamaban eran de 20 millones de euros. Monje compró la constructora y cambió su nombre, pasándose a llamar Assignia Infraestructura. Assignia patrocinó al Manresa de baloncesto.

Monje ordenó una auditoria tras la compra de la constructura y descubrió "graves distorsiones en relación con las cuentas aportadas, en el momento de la operación, por el propietario". La tesorera del Barça presentó una querella por estafa contra Alfonso García Pozuelo, su dueño. Este proceso sigue abierto y está pendiente de resolución.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad