Soriano abre las puertas del Manchester City al Real Madrid

stop

El conjunto de Mourinho se entrenó en el Etihad Stadium para preparar su partido de Champions contra el United

José Mourinho en la oscuridad del Santiago Bernabéu | EFE

04 de marzo de 2013 (22:38 CET)

Ferran Soriano, director ejecutivo del Manchester City, abrió las puertas de su estadio al Real Madrid. El conjunto de Mourinho (principal candidato de Soriano para sustituir a Rijkaard cuando era vicepresidente económico del FC Barcelona) se entrenó este lunes en el Etihad Stadium, el campo del City, para evitar cualquier tipo de filtración u observación de los entrenamientos del portugués, que podría haberse producido entrenando en Old Trafford.

Real Madrid y Manchester United se enfrentarán este martes en uno de los duelos estrella de los octavos de final de la Champions. Lo normal hubiese sido que los blancos se entrenasen en el estadio donde jugarán, pero Mourinho es una persona especialmente propensa a saltarse las normas en la medida de lo posible, y optó por evitar el santuario de los red devils hasta el momento de la gran cita.

Mourinho y Ferguson

El de Setúbal, sin embargo, cedió el protagonismo a Cristiano Ronaldo en la rueda de prensa previa al partido, de la que no se pudo librar. "Me parece que está bien, y espero que esté bien, pero me gustaría que le estuvieran diciendo cosas poco agradables, en lugar de piropos. En el Manchester están siendo muy inteligentes y honestos con él. Porque todas estas alabanzas se las merece", dijo Mourinho sobre el delantero portugués. Finalmente, dejó ir una frase impregnada de ironía de esas que tanto le gustan: "Si pierdo no lloraré, pero si ganó tampoco haré 100 los metros lisos por la banda".

Sir Alex Ferguson, entrenador del Manchester United, habló antes que Mourinho y aseguró tener el antídoto para jugarle al Real Madrid: "En el Camp Nou me enseñaron cómo tenemos que jugarles". Ferguson consideró que "la cuestión será quién mete el primer gol". Sobre Cristiano Ronaldo, el entrenador del United se mostró precavido, pero no obsesivo: "Siempre que te enfrentas a un equipo con Cristiano esperas que te cree muchos problemas, pero intentaremos limitar el efecto que causa en los partidos. Tampoco tenemos que obsesionarnos con Cristiano porque entonces olvidaríamos nuestros puntos fuertes". Para sentenciar, Ferguson esgrimió: "Sería perfecto ganar 5-4, eso nos clasifica".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad