Sony venderá motos estáticas para jugar a MotoGP en la PlayStation

stop

La multinacional de electrónica de consumo prepara el lanzamiento de un periférico para convertir el videojuego en una experiencia más realista

Los jugadores de MotoGP para PlayStation tendrán una moto en el salón de casa en el futuro

11 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Los amantes de los videojuegos y del motociclismo están de enhorabuena. Sony, multinacional japonesa de electrónica de consumo, lanzará en los próximos años un periférico para que los usuarios disfruten de los juegos de MotoGP en la PlayStation como si fueran los pilotos profesionales. Será algo así como tener una máquina recreativa en el salón de casa.

La empresa que desarrolla la PlayStation prepara la comercialización de una motocicleta estática en colaboración con el taller Mecanitzats Muntada. Será una adaptación del proyecto CKU28 Fitness Sport, la nueva máquina de entrenamiento de Valentino Rossi diseñada por el copiloto de rally y dueño de la fábrica, Kini Muntada; el ex piloto de motociclismo Àlex Crivillé, y el mecánico de MotoGP Javier Ullate. Los videojuegos de Fórmula 1 cuentan con accesorios de volante y pedales, pero los de motos no tienen más complemento que el mando de la consola.

A partir de 23.500 euros

Sony está dispuesta a modificar algunos detalles del videojuego para adaptarlo a la motocicleta estática. El complemento de juego, explica Muntada, "estará a la venta para todos", aunque si bien muchos clientes lo comprarán para entrenarse, habrá otros que adquieran este periférico para competir on line desde el salón de casa. El precio de esta motocicleta, por ahora, es prohibitivo: a partir de 23.500 euros. El motor ya vale 6.000 euros.

Mecanitzats Muntada ya ha vendido una de estas motocicletas estáticas, y ha alquilado otra a Valentino Rossi para uso personal y para la escuela de pilotos de Il Dottore. El taller, además, cede su producto para simulaciones en eventos y ferias a partir de 1.000 euros por el fin de semana, mas el precio desciende a 400 euros a partir del quinto día. El interés de Sony en este artilugio ha paralizado la comercialización original del CKU28, porque todos los esfuerzos del taller se centran ahora en el desarrollo para el videojuego. La perfecta adaptación del periférico a la PlayStation es el próximo escalón. El futuro es hoy.