Sólo seis jugadores ganaron el Balón de Oro tras ser campeones del Mundo

stop

Conquistar el Mundial no garantiza llevarse la máxima distinción individual del fútbol internacional

Fabio Cannavaro ganó el Balón de Oro en 2010

16 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

A lo largo de la historia, solo seis futbolistas vieron recompensada su actuación en el Mundial con el Balón de Oro. El premio se entrega desde 1956, pero hasta 1995 fue sólo para europeos. Ello explica que ningún jugador brasileño campeón en 1958 y 1962 fuese galardonado. El primero de los seis fue Bobby Charlton, en 1966. Inglaterra se había proclamado campeona en casa y Charlton era la estrella del momento.

Ningún campeón del Mundo

Ningún campeón del mundo se llevó el Balón de Oro en la década de los 70. Gerd Müller, máximo goleador de México 1970, no pudo llevar a Alemania Federal más allá de las semifinales, pero sus diez goles con la Mannschaft y los 38 tantos con el Bayern, bien le valieron el premio.

En 1974, el Balón de Oro fue para un Johann Cruyff subcampeón del mundo con Holanda. A Kevin Keegan ni siquiera le hizo falta ir al Mundial en 1978: Inglaterra se quedó fuera de la Copa del Mundo, pero él se llevó el máximo galardón de la FIFA.

Paolo Rossi, goleador de la Italia campeona del Mundo, levantó el premio en 1982. Rossi fue premiado exclusivamente por su actuación en el Mundial, ya que llevaba dos años inhabilitado a causa de un escándalo de apuestas ilegales en Italia. En 1990, también se lo quedó un campeón: el alemán Lothar Matthaus.

En 1986, la campeona fue Argentina, así que el premiado no pudo ser campeón: se lo llevó el soviético Belanov, jugador del Dinamo de Kiev por aquél entonces. En 1994, una triste Brasil se proclamó campeona en Estados Unidos. El Balón de Oro se lo llevó Stoichkov, que ya brillaba en el Barça.

Tres campeones

En las tres siguientes ediciones, el Balón de Oro fue un premio al Mundial. En 1998 lo recibió Zinedine Zidane. Además de campeón del Mundo, Zizou había sido campeón de la Serie A y finalista de la Copa de Europa con la Juventus. En el año 2000, se lo llevaba Ronaldo por segunda vez, por su actuación estelar en Corea y Japón, donde anotó ocho goles.

El galardón otorgado a Fabio Cannavaro en 2006 fue de lo más discutido. La opinión general dictó que se había premiado al jugador sólo por su gran actuación en el Mundial. Por ello, que no se diera el premio a un español en 2010, resultó más polémico todavía. Para muchos, el FIFA Balón de Oro que se llevó Leo Messi debió haber ido para un jugador de la Roja.