Situación límite para el Xerez

stop

El incumplimiento de un convenio entre el club y el ayuntamiento deja a los andaluces en una situación crítica

27 de febrero de 2013 (21:10 CET)

El Xerez, colista de Segunda División, terminará la temporada a pesar de la situación económica límite que atraviesa, agravada por el incumplimiento de un convenio entre el club y el ayuntamiento de Jerez. Varios responsables del Xerez SAD, capitaneados por el presidente, Rafael Mateos, se reunieron este miércoles con los gestores del Consejo Superior de Deportes (CSD) en el marco de los encuentros programados para comprobar la viabilidad económica del club.

"El CSD no ha instado a la disolución del Xerez, sino a llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento", explica una fuente de la entidad azulina a Diario Gol. El consistorio le debe al club dos millones de euros (de una subvención de ocho millones), correspondientes a las temporadas 2008-09 y 2009-10. Según parece, no tiene intención de abonarlos mientras Joaquín Morales, máximo accionista y expresidente, siga al mando porque su gestión es "poco fiable". El Ayuntamiento se escuda en que el Xerez también ha incumplido la parte del convenio en la que se comprometía a abonar el 50% de sus ingresos publicitarios (de cinco millones, entre 2006 y 2009) a las arcas públicas.

Los dos millones son vitales

El club andaluz fue el primero que salió de la Ley Concursal (se acogió a ella entre 2009, con una deuda de 26 millones, y hasta 2012) con un déficit generado en ese periodo. Se debe a que cuando terminó la medida excepcional, los dirigentes tuvieron que cerrar el ejercicio 2011-12 con parte del dinero de la temporada presente y que, por aquel entonces, no tenían.

Por este motivo, la entidad fue incapaz de pagar la primera de las deudas contraídas con Hacienda. En diciembre expiró el plazo para pagar 480.000 euros y en junio tendrá que realizar un pago similar. Además, el Xerez adeuda dos mensualidades a la plantilla y las cantidades correspondientes al último trimestre de IVA y IRPF. En esta coyuntura, el club destituyó recientemente al técnico Esteban Vigo, con el que debe llegar a un acuerdo de indemnización. Desde el Xerez consideran que la subvención que le debe el Ayuntamiento sería suficiente para desencallar esta delicada situación. Mientras, Hacienda le retiene los ingresos de televisión al club.

Posible disolución

A pesar de que las fuentes consultadas aseguran que el Xerez terminará la temporada, su futuro es muy incierto a partir de julio. "Si el 30 de junio no se han pagado las deudas con Hacienda y la Seguridad Social, pedirían la disolución", comentan desde el club. Asimismo, en verano puede producirse un doble descenso, en lo deportivo y en lo económico, que llevaría al equipo a Tercera División. Eso sí, en caso de militar en Segunda B o Tercera, el pago a los acreedores se retrasaría dos años. Esperan una quita de la deuda, que actualmente es de 14 millones de euros.

Morales vendió el 52% de las acciones del club a la empresa Energy Sports Atlatic Goup SL a cambio de 1,8 millones de euros. Una semana después, el propio Morales denunció a Energy por impago, por lo que adquirió los derechos políticos del club a través de su empresa Luz Costa, mientras Energy mantenía los derechos económicos. Esto quiere decir que Morales no puede vender el club a nadie porque los derechos son de la otra empresa. El caso está en los tribunales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad