Sí, Sí, Messi es un crack. Pero… ¿por qué?