Sergi López-Egea: "Si se pudiera abrir el disco duro del ordenador de Eufemiano temblaría el deporte mundial"

stop

"Hay que preguntarse por qué en 2006 se investigó algo tan complicado como relacionar el nombre de "Birillo" con Ivan Basso o "Hijo de Rudicio" con Jan Ullrich y no "Rsoc" con la Real Sociedad, que parece más sencillo"

01 de abril de 2013 (17:52 CET)

"Si se pudiera abrir el disco duro del ordenador de Eufemiano Fuentes temblaría el deporte mundial; no español, no, ¡mundial! Y cuando hablo de deporte no me estoy refiriendo únicamente al ciclismo, lo digo en general". Y quien esto afirma no es un don nadie. A sus espaldas tiene más de 20 años cubriendo el Tour de Francia, 21 Vuelta a España, siete Giro de Italia y 16 Mundiales. Sergi López-Egea (Barcelona, 1960) es el Mou del cicloperiodismo español. El The Special One del deporte de las dos ruedas. Coautor de dos libros sobre ciclismo, Cumbres de leyenda (con Carlos Arribas) y Locos por el Tour (con Arribas y Gabriel Pernau), está cubriendo para El Periódico el juicio que se sigue en Madrid contra la mayor red de dopaje en el deporte de élite realizada en España y en cualquier otra parte del mundo. La Operación Puerto, liderada por el médico canario Eufemiano Fuentes.

"Se está juzgando un delito contra la salud pública porque en el momento en que intervino la Guardia Civil, en 2006, no existía en España una ley para juzgar el dopaje con el Código Penal. Prueba de ello fue la vergüenza que supuso en su momento el caso de Johann Mühlegg [fondista alemán que tras obtener la nacionalidad española en 1999 ganó dos medallas de oro en los JJOO de Salt Lake City de 2002 y fue descalificado por dopaje]. Por eso la jueza no instó a Eufemiano a que diera la lista de sus clientes [entre los que también había futbolistas, tenistas, atletas y boxeadores] cuando éste, en el juicio, mostró su predisposición a hacerlo. Posiblemente, por temor de la jueza a que fuera una trampa y quedara desautorizada. Ya existía la trampa legal de la Fiscalía de Roma, dependiente del Ministerio de Cultura italiano, que utilizó a los abogados del CONI [Comité Olímpico Nacional Italiano] para obtener la prueba contra Alejandro Valverde, a quien he defendido siempre. Creo que se fue injusto con él. Por eso no le pidió los nombres (a Eufemiano). Porque sólo se juzga un delito contra la salud pública".

Horizonte de dos años y medio de cárcel

En el banquillo de los acusados se sientan Eufemiano Fuentes, el principal cabecilla de la red y exjefe médico del Kelme; su hermana Yolanda, jefa médica del Kelme/Comunitat Valenciana; el director del equipo, Vicente Belda, y su adjunto, José Ignacio Labarta; y Manolo Saiz, director del equipo ONCE/Liberty Seguros. Durante la Operación Puerto fue detenido también el hematólogo José Luis Merino, exdirector del Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid. "Los abogados de Merino presentaron un informe médico conforme está enfermo de Alzheimer y por eso quedó libre", asegura López-Egea. "En cuanto a Saiz y a Belda, a quien la fiscal no le pide pena, con lo cual es posible que salga exculpado; están acusados de recomendar a los ciclistas que se pusieran en manos de Eufemiano". Se enfrentan a dos años y medio de cárcel y a multas económicas.

– ¿Los investigadores contaron con un topo dentro del ciclismo?
– Hay dos versiones. Una, que fue por casualidad. Que la Guardia Civil investigaba una trama relacionada con el fútbol y se topó con un aluvión de pruebas que implicaban al ciclismo. También hay quien asegura que la Guardia Civil, en un momento determinado de las pesquisas, podría haber contado con un chivatazo por parte de alguien vinculado al ciclismo interesado en desmontar el tinglado de Eufemiano, o por venganza. No lo sé.

– ¿Cuánto dinero podría mover al año Eufemiano Fuentes?
– Muchísimo. Un tratamiento mínimo a una figura del ciclismo de segunda fila podría rondar los 60.000 euros anuales. Las cantidades variaban en función del caché del corredor; cuanto más importante, más altos eran sus honorarios. Se podría cifrar en unos seis millones de euros anuales por tratar a los ciclistas con hormonas, medicamentos y transfusiones.

Manzano cobró 9.000 euros por sus declaraciones

– Cuando, dos años antes, Jesús Manzano realizó aquellas polémicas declaraciones al diario As, ¿le hicieron caso?
– No demasiado.

– ¿Cayeron mal en el pelotón?
– Muy mal.

– ¿Por qué las hizo?
– En ese momento ya era excorredor; es decir, a él le tenían sin cuidado. No digo que fuera mentira lo que dijo, pero lo hizo por dinero.

– ¿Cobró por poner patas arriba el ciclismo?
– Él nunca ha negado que cobró del diario As; creo que ha dicho que fueron unos 9.000 euros. El periódico le hizo un contrato de colaborador durante los días que salió la entrevista. Al parecer, andaba mal de dinero y por esa razón decidió hacer las declaraciones.

– ¿Hubo un intento de cubrir con un manto de silencio la situación real del ciclismo, dado que muchos profesionales ya conocíais, o sospechabais, lo que denunciaba Manzano?
– No. Eso de que "conocíamos", no. Porque si lo conoces, lo denuncias.

– Una cosa es conocer y, otra, muy distinta, denunciar. Se puede conocer y no denunciar. Se denuncia con pruebas; de lo contrario puede pasarte lo que a Le Monde.
– Sí, claro. Que Lance Armstrong nos había tenido con la mosca detrás de la oreja, sí. ¿Por qué no le acusé de dopaje? Porque no tuve las pruebas, y los periodistas que lo hicieron, sus diarios tuvieron que pagar a Armstrong millones; ahora, los recuperarán, supongo. El caso de Le Monde es algo diferente. Ha abonado grandes sumas en indemnizaciones al Barça y al Real Madrid por relacionar a estos clubs con la trama de dopaje de Eufemiano con datos y pruebas insustanciales. Que Fuentes incluso desmintió.

"Quien diga que en el fútbol no hay dopaje, miente"

Jesús Manzano, excorredor del Kelme, aportó numerosos detalles sobre las prácticas de dopaje en el equipo del que había sido despedido un año antes y los trucos para evitar dar positivo en los controles. Citó a Eufemiano. Citó a la hermana de Eufemiano. Habló de la EPO, del Andriol... "Me he llegado a poner hemoglobina de perro", aseguró. La Guardia Civil, dos años después, confirmó que Manzano había dicho la verdad. En diciembre de 2006 Le Monde implicó a varios equipos españoles de fútbol en trama de dopaje, entre ellos, al FC Barcelona y Real Madrid, a los que tuvo que pagar un total de 630.000 euros por calumnias y difamación. El coautor de Locos por el Tour recuerda en este punto la declaración que en el juicio hizo el perito de la AMA [Agencia Mundial Antidopaje].

"El profesor alemán Olaf Schumache, sin venir a cuento, afirmó que había hecho estudios del fútbol y que si se decía que en fútbol no hay dopaje, era mentira. Ahí está el caso de la Juventus, en los años 90", subraya López-Egea. "El jefe de los servicios médicos del club piamontés, Riccardo Agricola, fue condenado a un año y diez meses de cárcel. Tenemos a Sabino Padilla en el Athletic Club y el positivo de Gurpegui... En muchos deportes ha habido un libertinaje excesivo con el asunto de las inyecciones recuperantes (analgésicos locales, cortisonas, enzimas, aminoácidos...). A mí me toca las narices que un futbolista que sale a jugar infiltrado se le considere un héroe y, en cambio, si lo hace un ciclista, se diga que está dopado. A raíz de estos abusos, el ciclismo fue el primer deporte en prohibir las jeringuillas, muchas veces necesarias a causa de una inflamación de rodilla o para administrar glucosa. Ahora está prohibido. Quien necesite glucosa que tome azúcar".

Conversamos mientras almorzamos en un restaurante uruguayo de Calella, a la espera del final de la primera etapa de la 93ª edición de la Volta a Catalunya en la que se impuso el alemán Gianni Meersman, del equipo Omega Pharma. La carrera acabaría ganándola siete días después el irlandés Daniel Martin, del Garmin-Sharp. El tercer cajón de la general lo ocupó Michele Scarponi, involucrado también en la Operación Puerto.

"Hay que preguntarse, no obstante", subraya Sergi López-Egea, "por qué en 2006 se investigó algo tan complicado como la relación del nombre de Birillo con Ivan Basso o Hijo de Rudicio con Jan Ullrich, y no Rsoc con la Real Sociedad, que parece más sencillo. O por qué se investigaron una serie de apodos puestos por Eufemiano y vinculados al ciclismo y, en cambio, Asti, que según distintas fuentes podría corresponder a José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, en aquel momento presidente del equipo txuri urdin, no se relacionó. ¿Por qué? ¿Por qué? Que diría Mourinho. Y no se trata de disculpar al ciclismo. Porque los ciclistas no acudieron a Eufemiano en busca de caridad. Iban para mejorar el rendimiento, para ser mejores haciendo trampa".

Scarponi, la traducción al italiano de zapatero

– Eufemiano le pone a Scarponi el mote de "Zapatero, presidente"...
Scarpa, en italiano, significa zapato y Scarponi vendría a ser la traducción al italiano de zapatero. Por eso hace la broma de añadirle el término "presidente", porque José Luis Rodríguez Zapatero era entonces presidente del Gobierno español.

– ¿Los franceses nos tienen ganas?
– ¡Los franceses que se lo hagan mirar! Hubo un exceso con los guiñoles franceses de Canal Plus, pero la cosa no fue para romper relaciones diplomáticas. Algunas bromas que se han hecho sobre el Tour en el CracKòvia, de TV3, no me han gustado. Dicho esto, también es verdad que en Francia fueron más diligentes a la hora de hacer los deberes.

Desde que Francia ha intensificado la lucha contra el dopaje, los franceses han dejado de ganar la ronda francesa. El último en lograrlo fue Bernard Hinault, en 1985, presente también en Calella, desatando el fervor de los aficionados. ¿Veintiocho no son muchos años sin enfundarse el maillot amarillo en la general? "Va por épocas", dice Sergi López-Egea, quien en 2010 recibió la Medalla de la Fidelidad del Tour. "Lo que pasa", agrega, "es que en España hemos tenido la suerte de que en los últimos años han salido corredores fenomenales como Alberto Contador, Alejandro Valverde, Purito Rodríguez, Samuel Sánchez, Óscar Freire... y eso que el trabajo de base de los franceses está a años luz del trabajo de base de los españoles; sin embargo, sin la suerte de que hayan salido ciclistas como los nuestros. Había un director francés, Jean-René Bernaudeau [responsable del Telecom, actual Team Europcar], que solía decir que existía el ciclismo de dos velocidades y que ellos iban con una y no ganaban. Cuando ahora tienen un equipo que ha puesto a tíos como Voeckler de amarillo y ha estado a punto de ganar el Tour; cuando tienen al mejor ciclista francés, y al único que veo con posibilidades, Pierre Rolland, de luchar por la general dentro de tres o cuatro años; ahora, ya no se habla del ciclismo de dos velocidades. En este aspecto les pasa como en el fútbol: te quejas del árbitro cuando pierdes, no cuando ganas. Pues lo mismo".

– ¿Qué te parecen las declaraciones del presidente del COI, Jacques Rogge, cuando afirma que le resulta "frustrante" el desarrollo y la posible sentencia de la Operación Puerto?
– El COI es lo mismo que la AMA. Quieren nombres, bolsas de sangre y, de momento, no lo tienen. Por eso habla de frustración. Pero, insisto una vez más, el juicio es por un supuesto delito contra la salud pública, no por dopaje.

– ¿Algo que decir sobre la ley antidopaje aprobada en España?
– Han intentado adaptar la ley a los últimos cambios sobre la materia, porque evoluciona a una velocidad de vértigo, respecto a la ley que hizo Jaime Lissavetzky [secretario de Estado para el Deporte, 2004-11]. Cuando se produjeron las detenciones de la Guardia Civil y se identificó a 58 ciclistas, no es que no hubiera nada legislado, sino que se estaba elaborando. Ahora lo que se ha hecho es adaptar la legislación al Código Mundial Antidopaje, y se ha hecho con rapidez para que coincidiera con la visita de estos días del COI a Madrid.

Dudas sobre si la UCI avisaba a Armstrong

Mientras acabamos el exquisito asado con cuero que nos han servido y Sergi me comenta la buena acogida que ha tenido su cuenta de Twitter @cuentosdeltour (más de mil seguidores en 20 días), me intereso sobre si no hemos pecado de chauvinismo. Si no han sobrado pomposas declaraciones como las de Zapatero o Rajoy. López-Egea es rotundo: "Sí. España ha pecado de patrioterismo en el asunto de los estimulantes. Aunque me hacen gracia muchos extranjeros cuando aseguran que en España no se hace nada. Si las cosas han cambiado en el deporte mundial, y sobre todo en el ciclismo, es gracias a la Guardia Civil. Hay mucho que agradecer a la Guardia Civil; ha desarticulado la mayor red de dopaje del mundo. Si en 2006 hubieran recibido la orden de abandonar las pesquisas, posiblemente hoy las bolsas de sangre seguirían yendo de arriba a abajo por las carreteras de Europa".

– Y la UCI [Unión Ciclista Internacional], qué. ¿No tiene ninguna responsabilidad? ¿Actuó correctamente en los casos de España y de Lance Armstrong?
– Vaya por delante que la política de la UCI, a mí, no me gusta. En su momento también abrió una investigación. Aunque en el caso de Armstrong queda la duda de si la UCI, o una persona próxima a la UCI, avisaba a Lance Armstrong de los controles. Si eso es verdad, es muy grave. Pero volvemos a lo mismo: si no tienes la prueba, no puedes publicarlo.

– Al final, tanto en uno como en otro caso, en el fondo del asunto, subyace un problema de dinero, Sergi.
– Lance Armstrong siempre pagó muy bien a sus gregarios pero, a lo mejor, el trato con ellos era un poco déspota y le acabó pasando factura.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad