Sebastià Salvadó impulsó el automovilismo moderno en Cataluña

stop

Amigo íntimo de Bernie Ecclestone, el todavía presidente del RACC estuvo detrás de la construcción del Circuit de Catalunya

Sebastià Salvadó, presidente del RACC durante 30 años

29 de abril de 2015 (19:17 CET)

Sebastià Salvadó (Barcelona, 1932) se incorporó en 1980 a la junta directiva del RACC con el objetivo de impulsar la construcción del Circuit de Barcelona-Catalunya. El trabajo realizado durante esta etapa le permitió ser elegido en 1985 presidente de la entidad, tras la repentina muerte de Salvador Fàbregas, su antecesor.

Durante su presidencia, el RACC ha evolucionado como club automovilístico hasta convertirse en el más grande de España y en uno de los más importantes de Europa, con 850.000 socios. Salvadó puso gran empeño en fortalecer tanto la vertiente deportiva de la organización, como en la mejora de la seguridad vial y en el descenso de la accidentalidad en las carreteras.

Vida dedicada al deporte

Salvadó fue un piloto destacado en su juventud y compitió en carreras de motos, ralis y carreras en circuito. En su palmarés destaca la victoria en la primera edición del Rally RACC Catalunya, celebrada en 1957. Una prueba que él mismo contribuiría a que entrase a formar parte del Campeonato del Mundo en 1991. Bajo su presidencia, este club se convirtió en la primera entidad que organizó tres pruebas puntuables para los principales mundiales de motor: la Fórmula 1, MotoGP y ralis.

Desde la dirección del RACC, Salvadó también impulsó el deporte base, estableciendo una política única de formación de jóvenes pilotos, que ha dado como resultado la aparición de figuras deportivas en diferentes generaciones, desde Carlos Sainz hasta Marc Márquez. Entre sus diversos reconocimientos públicos destacan la Medalla al Mérito de la Seguridad Vial en la categoría de Oro, en 2005, otorgada por el Ministerio del Interior y la Creu de Sant Jordi, concedida por la Generalitat de Catalunya en 2007.