Sara Carbonero pide una corresponsalía a Telecinco

stop

Las declaraciones más sinceras de la mujer de Iker Casillas

Telecinco pone un ultimátum a Sara Carbonero | EFE

14 de noviembre de 2016 (16:02 CET)

No cierra la puerta. Sara Carbonero se muestra más que feliz con su vida familiar en Oporto. La mujer de Iker Casillas dejó Telecinco por amor el pasado año y parece que la decisión le ha dado sus frutos. La periodista sacrificó un gran trabajo por su familia y, a juzgar por los últimos acontecimientos, la vida le ha sonreído. En los últimos meses, la que fuera 'chica de los Deportes' se ha casado con el guardameta español y ha dado a luz a sus segundo hijo, Lucas.

Este dulce momento familiar no le ha prohibido seguir con sus proyectos profesionales. Y es que Carbonero ha dado con la tecla de la conciliación familiar-laboral más exitosa. Tras pedir la excedencia en Mediaset, Sara ha continuado trabajando, eso sí, bajando las marchas.

La presentadora se ha volcado en sus proyectos de moda y ha pasado de la pequeña pantalla al mundo digital. La esposa de Casillas sigue vinculada al periodismo, pero en este caso, como icono de la moda. Carbonero es la imagen publicitaria de distintas marcas y, además, tiene su blog particular en la revista Elle.

Martín y Lucas, la debilidad de Sara Carbonero

Sin embargo, parece que su interés por la pequeña pantalla no ha pasado al olvido. Tras el efímero paso por Quiero Ser, Sara mantiene la puerta abierta a la televisión. De hecho, así lo afirmó en el acto de presentación de la nueva temporada de la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada: "Tengo 32 años, con Mediaset tengo una buenísima relación, pero viviendo en Oporto no puedo volver a trabajar en este momento. Además, mis hijos son muy pequeños y ellos son lo primero. Sí me gustaría en un futuro un informativo, es el formato que más me llena, y una corresponsalía sería estupendo. De momento no sabemos cuándo regresaremos", desveló Sara.

El mensaje sutil de Carbonero no cierra la puerta a un futuro en la televisión, aunque como se ha afirmado en numerosas ocasiones, para Carbonero lo primero son sus pequeños. Tal como demuestra día tras día en su perfil de Instagram, la periodista está totalmente volcada en la educación de Martín y Lucas. Son su prioridad máxima.