Sandro Rosell, "muy tocado" por el 'caso Neymar'

stop

El anterior presidente considera "desproporcionadas" las peticiones de siete años y medio de cárcel de la Fiscalía y la Abogacía del Estado

El futbolista Neymar firma su contrato con el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell

06 de abril de 2015 (12:47 CET)

El paisaje del Barça está lleno de nubarrones desde que un socio (Jordi Cases), un fiscal (José Perals) y un juez (Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional) empezaron a destapar el opaco fichaje de Neymar, gestionado personalmente por Sandro Rosell, para quien la Fiscalía y la Abogacía del Estado solicitan una pena de siete años y medio de cárcel.

En enero de 2014, Rosell abandonó la presidencia del Barça en un "acto de cobardía", según sus detractores, y sus comparecencias públicas son mínimas. Desde entonces, ha sido más visible en los juzgados que en el Camp Nou, donde sus antiguos compañeros despotrican de él. Hoy, todos los directivos le responsabilizan de los males del club. Los más afines y los más críticos.

"Sandro está muy tocado y preocupado por el caso Neymar. Su situación es muy desagradable porque las peticiones del fiscal y de la Abogacía del Estado son desproporcionadas", sostiene una persona muy próxima al anterior presidente del Barça.