Roures busca en Catar la alianza para combatir a Telefónica

stop

'Bein Sports' se introduce en la televisión española de pago con la compra de la Champions, la Europa League y la Supercopa de Europa hasta 2018

Jaume Roures (Mediapro) y el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Thani | Diario Gol

05 de marzo de 2015 (22:45 CET)

Jaume Roures ya tiene un aliado de peso para combatir contra Telefónica en la eterna guerra por la televisión de pago española. El dueño de Mediapro busca el favor de Catar para competir con el gigante nacional de la telecomunicación, que le arrebató los derechos audiovisuales del Barça hace unas semanas. Para ello, Roures ha hecho una concesión de dimensiones siderales: la venta de los derechos en España de la emisión de la Champions, la Europa League y la Supercopa de Europa a Bein Sports durante los próximos tres años, hasta 2018.

No ha trascendido la cuantía del acuerdo, pero según informa Palco 23 la cifra rondaría los 400 millones de euros como mínimo. Hay que tener en cuenta que los derechos de las tres competiciones pertenecen a la UEFA, organismo que preside Michel Platini. Y, solamente la Champions ya podría implicar una inversión de unos 100 millones al año. Mediapro compró estos derechos y es libre de venderlos al mejor postor. En este caso, Bein Sports.

Intercambio de favores

La cadena catarí, del grupo de Al Jazeera, es uno de los medios de comunicación deportivos más potentes en estos momentos. Su expansión va de la mano del ambicioso proyecto que el emir de Catar tiene entre manos a través del deporte y, específicamente, del fútbol. Con miras al Mundial de 2022. Por eso no es extraño que Michael Laudrup sea el entrenador de un club catarí como es el Lekhwiya y que su amigo y excompañero en el Barça José Mari Bakero sea comentarista de Bein Sports. Roures coincidió con ambos cuando representaba a Johan Cruyff y mantiene buena relación con los dos.

El interés de Roures en Catar va más allá de lo puramente económico, que también, sino que sería el aliado perfecto para plantar cara a Telefónica de cara al reparto de los derechos televisivos de la Liga española que se negociarán colectivamente de cara a la temporada 2016-17. El sustento financiero del país del golfo pérsico sería un arma capaz de competir con Telefónica en una guerra que, a priori, parece decantada hacia la multinacional española. Los números hablan por sí solos. Mientras Mediapro factura 1.530 millones de euros, Telefónica ingresa 50.000 millones

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad