Rossich negocia los derechos de televisión del Barça tras su despido

stop

El ex director general del club ultima con Mediapro y Movistar el acuerdo definitivo para la temporada 2015-16

Diario Gol

El ex director general del Barça, Antonio Rossich; el presidente de Telefónica, César Alierta, y el fundador de Mediapro, Jaume Roures | Diario Gol
El ex director general del Barça, Antonio Rossich; el presidente de Telefónica, César Alierta, y el fundador de Mediapro, Jaume Roures | Diario Gol

29 de enero de 2015 (12:53 CET)

Antonio Rossich sigue trabajando para el FC Barcelona. El ex director general, que fue despedido por el presidente, Josep Maria Bartomeu, el pasado diciembre, negocia personalmente el nuevo acuerdo televisivo del club con Jaume Roures, fundador y propietario de Mediapro, y César Alierta, presidente ejecutivo de Telefónica.

Bartomeu delegó en Rossich la resolución del contrato televisivo de la próxima temporada, el último que el Barça (o cualquier otro club español) puede acordar individualmente. El ex director general inició las negociaciones con Roures y Alierta, y él mismo las finalizará.

Rossich, a finales de 2014, alcanzó un acuerdo verbal con Mediapro, según fuentes del club, pero la entente no se rubricó, tras una llamada personal de Alierta a Bartomeu.

Soler y Mestre, los nuevos hombres del presidente

Mediapro ofrecía 140 millones de euros, el tope permitido, por los derechos televisivos de la temporada 2015-16. Movistar ha mejorado la oferta de Roures y ofrece la misma cantidad y un plus adicional de 40 millones de euros por tres temporadas. Es decir, 13 millones anuales que se facturarían en otras partidas.

Rossich abandonó Planeta y fichó por el Barça en 2010, cuando Sandro Rosell ganó las últimas elecciones presidenciales. Rossich, que cobraba 400.000 euros más incentivos en función de los resultados económicos de la entidad, tuvo plenos poderes y enderezó la economía del club, que en los últimos cuatro años y medio ha reducido su deuda en unos 140 millones de euros. A finales de 2014, sin embargo, Bartomeu renovó su cúpula ejecutiva. Albert Soler y Nacho Mestre son los nuevos hombres fuertes del presidente, que aspira a ganar las elecciones de este año.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad