Rosell se niega a aceptar la comisión de un delito fiscal en el 'caso Neymar'

stop

El expresidente del Barça podría haber librado al club de ir a juicio reconociendo su culpabilidad y asumiendo una pena de cuatro meses de prisión

Sandro Rosell, con algunos de sus asesores legales, en la Audiencia | EFE

03 de febrero de 2015 (20:31 CET)

Sandro Rosell podría haber evitado que el FC Barcelona fuese a juicio. Sin embargo, desde que fue imputado por el juez Pablo Ruz, el expresidente del Barça nunca ha admitido la comisión de un delito fiscal a través del club en el fichaje de Neymar. Rosell mantiene firme su postura y niega su culpabilidad, totalmente reacio a asumir una pena de cuatro meses de prisión.

Es una pena simbólica. Rosell no ingresaría en prisión cuatro meses porque la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que para entrar en prisión la primera condena tiene que superar los dos años de cárcel. El problema sería la mancha que supondría en su expediente y el agravante de que en una hipotética segunda condena penal con pena de prisión sí que tendría que acabar entre rejas.

Las dos versiones

Fuentes jurídicas del Barça, no obstante, aseguran a Diario Gol que nunca se ha dado la situación de pacto con el fiscal: "Este escenario nunca se ha producido porque Sandro nunca ha reconocido haber cometido un delito fiscal. En caso de que lo hubiese reconocido, se podría haber pactado el final del proceso. Pero Sandro no puede reconocer un delito que no ha cometido".

Sin embargo, otras fuentes jurídicas a las que ha tenido acceso a este diario sostienen que por parte del fiscal sí que se hubiese dado la posibilidad de alcanzar un pacto. La condición del fiscal era el reconocimiento de culpa y la subsidiaria condena de cuatro meses. Algo que no se ha dado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad