Rosell reconoce que ni él, ni los directivos del Barça leyeron el contrato de Neymar

stop

El expresidente declara que Bartomeu y Faus firmaron los documentos por protocolo

Sandro Rosell y Josep María Bartomeu se abrazan en la sala de prensa del Camp Nou | FCB

08 de octubre de 2014 (10:27 CET)

Sandro Rosell ha aportado más sombras que luces con su declaración judicial en el marco del caso Neymar. El expresidente y el Barça, como persona jurídica, están imputados por un delito fiscal en el fichaje del crack. Rosell, no obstante, reconoce que ni él, ni los demás firmantes de los contratos que permitieron la llegada del futbolista, leyeron los documentos antes de dar el visto bueno.

Rosell declaró que no leyó la letra pequeña de los contratos, en su comparecencia ante la Audiencia Nacional, el 22 de julio pasado. Ha trascendido ahora que el expresidente eximió al entonces vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu, y al vicepresidente económico, Javier Faus, de responsabilidad alguna: "Firmaron por protocolo", según el programa Què t'hi jugues de Ràdio Barcelona Cadena SER. Tampoco leyeron los contratos.

Coinciden las declaraciones

Antonio Rossich, director general del Barça y representante del club ante la justicia, destacó también la no culpabilidad de Bartomeu y Faus. El juez Pablo Ruz ha descartado la imputación de estos directivos. Rosell ha planteado una táctica para la desvinculación del Barça en este caso e incriminar, a cambio, a sus directivos, según AS. Acción que no ha resultado.

De las declaraciones de Rosell también se desprende que las negociaciones con el entorno de Neymar las trataron Laura Anguera, jefa de servicios jurídicos del club, y Raül Sanllehí, director del área de fútbol. Finalmente, el expresidente ha reconocido que traer a la familia y amigos del futbolista (los Toiss) a Barcelona costó 300.000 euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad