Rosell prefirió el patrocinio de Qatar al crédito negociado por Laporta

stop

La junta actual del Barça rechazó las condiciones pactadas por sus predecesores con la banca porque exigían cumplir la triple 'S'

Víctor Malo

Joan Oliver y Joan Laporta el día que anunciarion que impugnarían las cuentas aprobadas por la junta de Sandro Rosell en 2010 | EFE
Joan Oliver y Joan Laporta el día que anunciarion que impugnarían las cuentas aprobadas por la junta de Sandro Rosell en 2010 | EFE

18 de septiembre de 2014 (00:00 CET)

El FC Barcelona rechazó el crédito sindicado que heredó de la junta de Joan Laporta porque estaba condicionado al cumplimiento de la triple 'S': obtención de recursos a través de los socios, las secciones y la camiseta. La junta de Sandro Rosell se negó a cumplir con el plan de recaudación formulado por sus predecesores y renegoció el crédito con la banca para buscar vías de ingresos alternativas, como el patrocinio de Qatar, según ha podido saber Diario Gol.

Este miércoles hizo aparición en escena Joan Oliver, director general del Barça en la última etapa de la presidencia de Laporta. El ahora propietario del Reus Deportiu habló en el juicio contra 17 exdirectivos del club sobre el crédito sindicado que la junta de Laporta había negociado. Préstamo que, finalmente, fue aprobado por la junta entrante de Rosell, tras rechazar algunas de las condiciones inicialmente propuestas.

Declaraciones de Joan Oliver

"Éramos conscientes de que aquel dinero [155 millones de euros] se necesitaba en julio, y ellos decidieron. La firma estaba convocada para el 28 de junio, lo que hubiese comportado un exceso de tesorería para nuestro mandato a 30 de junio. Pero la nueva junta prefirió asumir la firma del crédito para hacer algunos retoques al planteamiento. Que hubiese escasez de tesorería a 30 de junio de 2010 no quiere decir que estuviésemos en quiebra técnica, no, es un chiste. Un crédito sindicado por tanto dinero no se acostumbra a conceder a una empresa en quiebra", explicó Oliver.

Los retoques de planteamiento de los que habla el exdirector general del Barça eran relativos a la denominada triple 'S'. La junta de Rosell no estaba de acuerdo con la política de subir la cuota de los socios un 15% en tres años consecutivos ni con reducir los presupuestos de las secciones drásticamente. Javier Faus, vicepresidente económico del club, renegoció el crédito con La Caixa, Banco Santander y otras ocho entidades bancarias con el compromiso de obtener ingresos rápidos de otra forma: la inclusión de Qatar en la camiseta del primer equipo.

Versiones contradictorias sobre la publicidad en la camiseta

En su declaración, Oliver reconoció que tenían pensado subir los abonos del socio pero negó que fuesen a poner publicidad en la camiseta de los partidos, sino en la de calentamiento: "Teníamos un acuerdo con un patrocinador árabe de 17 millones de euros por temporada durante cinco años para la ropa de entrenamiento, pero Rosell nos dijo que tenían otros planes".

Esta manifestación contrasta de lleno con las declaraciones de Faus el martes en la Ciudad de la Justicia, cuando aseguró que la junta de Laporta pensaba poner un patrocinador en la camiseta principal. Faus dijo tener documentos fechados en abril de 2010 que acreditan que sí que se preveía un patrocinador para la camiseta de juego. La marca elegida era la compañía árabe Etisalat, actual sponsor del club, que iba a pagar 11 millones de euros anuales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad