Rosell exigirá a Laporta que presente los avales

stop

El portavoz de la junta directiva, Toni Freixa, dice que el club no renunciará a esa "garantía" tras la sentencia del Tribunal Supremo

El portavoz azulgrana, en rueda de prensa / FCB

12 de febrero de 2013 (13:30 CET)

La directiva del FC Barcelona que preside Sandro Rosell exigirá el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo que obliga al expresidente Joan Laporta y a otros siete exdirectivos a avalar 23 millones de euros, que corresponden al 15% del presupuesto que el Barcelona aprobó para la temporada 2006-2007.

"Se trata de una sentencia firme en la que no se puede discutir su contenido y que resuelve definitivamente el cómputo del mandato de la directiva anterior de ocho años", manifestó Antoni Freixa, portavoz de la actual junta directiva, en rueda de prensa. "Las pérdidas de la temporada 2002-2003 [de 63,8 millones de euros] son exclusivamente imputables a la exdirectiva de Laporta", recalcó Freixa. "La sentencia condena a los demandantes a presentar una garantía, no a pagar. Les condena a cumplir la ley y el FC Barcelona espera y confía en obtener esta garantía. No renunciamos a ella porque el club, como beneficiario de esta garantía, tiene un derecho", añadió.

Los avales de la actual directiva


Freixa, que admitió haber saludado a Vicenç Pla, el socio demandante, pero eludió pronunciarse sobre una posible relación personal entre ambos, negó que la actual directiva estuviera detrás de la demanda: "En 2006, fecha de la denuncia, la actual junta no ostentaba ningún cargo".

El portavoz del Barça, asimismo, recordó que la actual junta "prestó una garantía al FC Barcelona en tres ocasiones". "En el primer ejercicio, los directivos avalamos 58 millones de euros; en el segundo, y tras pedirnos el anterior entrenador [Pep Guardiola] que vendiéramos a Ibrahimovic, el aval fue de 75 millones de euros; en el tercero, el aval ascendió a 25 millones", destacó Freixa, que condicionó su resolución con la acción de responsabilidad que la actual directiva interpuso contra la anterior junta y que actualmente está suspendida tras ser impugnada por Laporta.

Nuevo sistema de contratación

La sentencia del Tribunal Supremo resuelve que los últimos ocho días de mandato de la 2002-2003, que generó unas pérdidas de 63,8 millones de euros, son imputables a Laporta y a los exdirectivos Alfons Godall, Jaume Ferrer, Joan Boix, Josep Cubells, Rafael Yuste y Albert Perrín.

Freixa, por otra parte, proclamó que el club se replanteará "el actual sistema contractual de los jugadores menores de edad" tras una resolución del Tribunal Supremo que exime a Raúl Baena de pagar 3,5 millones de euros tras rescindir unilateralmente su vinculación con el Barça y fichar por el club blanquiazul. El portavoz de la junta directiva también anunció que Rosell y Javier Faus, vicepresidente económico, viajarán a Jerusalén, Tel Aviv y Ramala (del 21 al 23 de febrero) y se entrevistaran con Simon Peres, presidente de Israel, y Mahmud Abas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad