Rosell compromete su apoyo a Bartomeu

El ex presidente asume los cambios ejecutivos impuestos por su sucesor y se desmarca de la candidatura de Toni Freixa

Fotografía: Rosell compromete su apoyo a Bartomeu
Fotografía: Rosell compromete su apoyo a Bartomeu

Sandro Rosell ha comprometido su apoyo a Josep María Bartomeu de cara a las próximas elecciones del Barça. El ex presidente azulgrana, dimitido en enero de 2014 tras la adminisión a trámite de la querella en el caso Neymar, votará a su amigo y sucesor para que se mantenga en el cargo a pesar de las diferencias que han existido entre ambos.

Rosell lleva meses distanciado de la esfera pública. Apenas se ha dejado ver en el Godó y en las vistas judiciales en las que ha sido requerido, tanto para el caso Neymar como en el juicio por la acción social de responsabilidad civil contra Joan Laporta. Sin embargo, mantiene el contacto con Bartomeu y ha estado al corriente de muchas de las decisiones tomadas por el actual presidente.

Barto ha realizado muchos cambios en la cúpula del club desde que Rosell marchó. Cambios que han servido para darle autoridad y para demostrar que se siente capaz de liderar un modelo tomando decisiones. Eliminando a personas de confianza de su predecesor, como el ex director general del club, Antoni Rossich, que se marchó del Barça con una suculenta indemnización.

Desavenencias con Zubi por el fichaje frustrado de Isco

Sin embargo, el propio Bartomeu también fue el encargado de parar algunas salidas de la entidad, como la de Zubizarreta. Rosell tuvo un desencuentro con Zubi hace dos años por el fichaje de Isco. El ex presidente tenía un acuerdo para incorporar al malagueño y el portero le dijo que no era un fichaje necesario. «Si lo fichas, yo no iré a la presentación», le llegó a decir, en palabras aproximadas, desatando la furia de Rosell. En aquel entonces fue Bartomeu el encargado de calmar a Sandro. Y, posteriormente, fue el propio Barto quien terminó de ejecutar a Zubi.

También se ha especulado mucho con el posible apoyo de Rosell a Toni Freixa, que sigue trabajando en su candidatura a pesar de que no lo hace público. Todo el mundo sabe que Freixa tuvo poder en el Barça gracias a Rosell y que lo perdió de golpe en cuanto dimitió. Pero que hubiese sintonía entre ambos no significa que Rosell no vaya a apoyar a Bartomeu.

Conversación privada Freixa-Rosell

De hecho, hace algunos meses se produjo una conversación privada entre Rosell y Freixa. El ex presidente llamó al abogado en cuanto se enteró de que planeaba formar una candidatura a las elecciones. Se reunieron y Rosell le deseó suerte en la intentona, pero le dejó claro que su apoyo era incondicional para Bartomeu: «Haz lo que tengas que hacer Toni, yo apoyaré a Barto».

Si bien la mala imagen que ha cosechado Rosell en los últimos tiempos ha sido utilizada desde el club para intentar marcar las distancias, la realidad es que la relación sigue siendo buena. Simplemente, a Bartomeu le interesaba distanciarse de su amigo de cara a los focos y dejar que asumiese toda la responsabilidad –con merecimiento– del caso Neymar para poder aspirar a competir por seguir en el cargo. Algo que antes parecía difícil. Ahora, no tanto.