Roig y Llorente airean sus diferencias en una junta polémica

stop

Los accionistas aprueban un presupuesto a la baja de 104 millones

El presidente del Valencia, Manuel Llorente

11 de noviembre de 2012 (15:04 CET)

Los accionistas del Valencia CF aprobaron este sábado un presupuesto de 104 millones de euros y las cuentas del pasado ejercicio, en una junta marcada por la polémica en la que las posiciones del consejo de administración fueron rebatidas por parte de los accionistas. Entre ellos, el ex presidente del club, Francisco Roig, se hizo notar y protagonizó algún momento de tensión, con cruces de acusaciones y hasta insultos de "traidor" y "madridista" al máximo mandatario che, Manuel Llorente.

El presupuesto es inferior al de anteriores campañas, aunque podría incrementar sus ingresos en cinco millones de euros si el equipo supera la actual fase de la Liga de Campeones, competición marcada a fuego por la actual junta de accionistas. "Hemos pagado 142 millones de euros por un campo que todavía no funciona. Dependemos de la Liga de Campeones. Hemos vendido jugadores para poder seguir, Ni es una cuestión de relación con Bankia, sino de buscar recursos", señaló el presidente Manuel Llorente antes de afirmar que la herencia de la deuda de 550 millones se cuantifica cada temporada en el pago de intereses, que pueden ascender hasta los 15 millones.

Prioridad: la Champions

El club admitió además que los gastos de personal de la pasada campaña crecieron 3,4 millones por la prima de jugar la Champions League y que para esta campaña está previsto un descenso en el coste de personal en nueve millones.

Las cuentas se aprobaron con un 99% de las acciones presentes en la junta, cifra que coincidió con el apoyo que recibió el presupuesto de la actual temporada, ya que la Fundación Valencia CF posee el 70% de los títulos y había anunciado que apoyaría ambos puntos del orden del día.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad