Ricky Rubio: "Si la rodilla me deja, estaré en Eslovenia"

stop

El base de Minnesota Timberwolves condiciona su participación con España en el Eslovenia a la total recuperación de su lesión

Ricky Rubio, con los Minnesota Timberwolves / EFE

29 de enero de 2013 (12:44 CET)

Ricky Rubio, el base español que causa sensación en Minnesota Timberwolves, ha expresado su deseo de jugar el Europeo del próximo verano en Eslovenia con la selección española. Sin embargo, no asumió compromiso alguno en una entrevista concedida a Onda Cero. "Si la rodilla me deja, sí estaré en Eslovenia", dijo Rubio, precavido por las consecuencias que podrían comportar una recaída. "Si no estoy bien no jugaré, porque una recaída puede acabar con mi carrera", matizó inmediatamente.

El exbase del Joventut y del Barcelona quiere recuperar sus sensaciones con la selección española, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres. Él no pudo estar en la capital inglesa. "No puedo mentir. Me encantaba ver a la selección y que ganara, pero también me dolía no poder estar allí. Estaba contento y a la vez un poco triste por no participar en unos Juegos", manifestó.

La lesión sigue en su cabeza


En Minnesota están encantados con Rubio por su desparpajo y velocidad. Él es uno de los iconos de la franquicia, pero el base todavía no está satisfecho con su rendimiento. La lesión, asegura, no está totalmente olvidada: "En el último partido me sentí más seguro conmigo mismo, sobre todo en tema de penetración y de ser un poco más agresivo. Desde que jugué el primer partido he estado con el miedo en la cabeza sin querer. Era algo inconsciente".

"Tenía un poco de miedo de volverme a lesionar. No es fácil apartarlo de la cabeza. Lo más importante es estar curado al 100% porque una recaída puede acab ar con mi carrera y es algo que no quiero", agregó Rubio, quien aseguró que el cuerpo no siempre le respondía como quería: "Es complicado. Quería ir a por una pelota y sabía que podía, pero el cuerpo no reacciona a la velocidad que debería reaccionar. Y el baloncesto es eso, una décima de segundo, unos metros o unos centímetros. Puedes tocar el balón, desviarlo, robarlo o no", recalcó el base.

Avala el fichaje de Pau Gasol

Obsesionado con su rendimiento personal, con su plena recuperación, Rubio también habló de la actualidad deportiva de la NBA. Y enfatizó en su sorpresa por los malos resultados de los Lakers. "Al principio de temporada han tenido mucha presión. Empezaron mal y eso se paga. No les será fácil entrar en los play-offs", aseguró el jugador de El Masnou (Barcelona), encantado con la posibilidad de que Pau Gasol, cuestionado en Los Angeles, pueda fichar por los Timberwolves: "Ojalá. Le recibiría con los brazos abiertos e incluso le dejaría dormir en mi casa", bromeó Rubio.

El base internacional, que ensalzó el rendimiento de José Manuel Calderón en los Raptors, también tuvo palabras de elogio hacia Juan Carlos Navarro, la eterna referencia del Barça, en una temporada en la que el escolta está padeciendo muchos problemas físicos: "El otro día contra el Madrid volví a ver a Dios disfrazado de jugador de baloncesto. Lo de Navarro es increíble. Es otra historia. Es el jugador que más fácil anota cuando es dificilísimo. Es buenísimo".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad