Reebok frena el ascenso de Adidas

stop

La multinacional alemana cierra 2012 con un beneficio de 524 millones pese a las pérdidas de su filial

07 de marzo de 2013 (19:19 CET)

Adidas salvó 2012 pese a los problemas de imagen de Reebok, una de sus filiales. La multinacional alemana cerró el último trimestre del año con pérdidas netas de 272 millones de euros, aunque liquidó el pasado curso con unas ventas valoradas en 14.883 millones de euros, el 11,7% más que en 2011.

La empresa de las tres líneas destinó 265 millones de euros, más un cargo por deterioro de los activos, a sanear las cuentas de Reebok en los últimos tres meses del año. Reebok penalizó un fraude en su filial india estimado en 180 millones de euros; una indemnización de 20 millones de euros por publicidad engañosa sobre los beneficios de las deportivas EasyTone y RuneTone, y la pérdida de un contrato multimillonario con la NFL. Tres contratiempos que provocaron cambios en las estimaciones de crecimiento de la filial en América del Norte y América Latina, con mención especial para Brasil.

Menos ganancias de las esperadas

El grupo Adidas AG aumentó las ventas un 15% en 2012. No obstante, la facturación de Reebok menguó un 14%, mientras que la de TaylorMader-adidas golf aumentó el 28,7%. En conjunto, Adidas obtuvo un beneficio neto de 524 millones de euros, el 13,8% menos que en 2011.

Por zonas, Europa Occidental tuvo un crecimiento del 3,9%, frente al 21,9% de los mercados emergentes del Viejo Continente. En América del Norte se produjo un incremento del 9,9%; en América Latina, del 8,2%; en China, del 27%, y en otros mercados asiáticos, del 14,5%.

Buena acogida en la Bolsa


El comité ejecutivo de Adidas propondrá un reparto de beneficios por acción de 1,35 euros, un 35% más que hace un año.

Los inversores recibieron con entusiasmo los números del cierre del ejercicio de la segunda compañía más importante de equipamientos deportivos. En la Bolsa de Frankfurt el precio de las acciones subió, este jueves, más del 6% y pasó de 71 euros a 76 euros cada una. Muy cerca del récord histórico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad