Recital del Barça con poco premio

stop

La victoria del FC Barcelona se vio empañada por un error que deja vivo al Madrid

24 de agosto de 2012 (19:03 CET)

El primer clásico de la temporada volvía a llegar en pleno verano, en un Camp Nou con más de 90.000 espectadores y sometido a un calor asfixiante. En su estreno contra el Madrid, Vilanova puso la alineación esperada, con Pedro y Alexis en la delantera, Piqué y Mascherano en el eje de la zaga, y dejando a Puyol y Cesc en el banquillo. La única sorpresa fue la ausencia de Jordi Alba, en favor de Adriano. Mourinho tampoco innovó demasiado. Se decantó por Benzema en lugar de Higuaín, y dio la alternativa a Coentrao y Callejón en los sitios de Marcelo y Di María. La mayor novedad fue la de Raul Albiol, que entró ante la ausencia de Pepe.

El Madrid saltó al campo con la intencion de disputarle la pelota al FC Barcelona y por momentos parecía que lo lograban, pero el espejismo no duró más de 10 minutos. Los blancos hicieron amagos de entrar en la dinámica de juego sucio que los caracteriza a menudo contra el Barcelona. Primero, una fuerte entrada de Xabi Alonso sobre Busquets, con los dos pies por delante, que fue sancionada con targeta amarilla (contra pronóstico). Después, un balonazo fuera de lugar de Callejón que impactó en la cabeza de Pedro, que estaba tendido en el suelo. Sin embargo, la agresividad no surtió efecto y, a partir de ese momento, el Barça se hizo amo y señor del encuentro.

Empieza el 'show'

Las ocasiones fueron llegando sin parar, una tras otra. Un remate lejano de Piqué, en el 16', se marchó fuera tras una elaborada jugada de los azulgranas. En el '18 llegó una de las ocasiones más claras de la primera mitad: buena jugada de Alves por banda derecha, puso un balón cruzado hacia detrás, por donde llegaba al galope Leo Messi, que disparó seco y con potecia. El balón se fue por la izquierda de la porteria de Casillas. En el '27, Messi volvía a la carga. El argentino se fue metiendo desde la banda hacia el centro, protagonizando una de esas diagonales que tanto le gustan. El 'chut' marchó por la derecha de la portería blanca. Dos fallos poco habituales en el astro rosarino. Y, en el '31, fue Pedro quien tuvo ocasión de hacer el primero. El canario se sacó un derechazo increíble de la manga, despejado a córner por Casillas.

No fue hasta ese momento que llegó la primera del Madrid, aunque ni siquiera fue una ocasión de gol, solo un mero acercamiento con peligro de Benzema, que chutó contra un defensa.  Pasaban los minutos y el partido iba ganando ritmo, los dos conjuntos llegaban a las areas rivales, pero solo el Barcelona creaba verdadero peligro. Una llegada de Alexis al área terminó con el chileno por los suelos tras un pisotón de Ramos. Clos Gómez no señaló un penalti claro. Para más inri, perdonó una amarilla clarísima a Albiol, tras una falta en la frontal del área sobre Xavi, que lo había rebasado completamente. Los que sí que fueron sancionados fueron Arbeloa primero, por juego peligroso, y Mascherano después, también merecidamente. Así se llegó al final del primer tiempo. Sin goles.

Vendaval goleador

La segunda mitad empezaba como la primera. Dura falta a los cinco minutos sobre Busquets, que supuso la amarilla para Albiol que no vio en el primer acto. Seguidamente, otra caída de Alexis en área madridista, y Clos Gómez que no vio nada. Entre protestas y despistes, de repente, llegó el primer gol del Madrid. Lo hizo Cristiano de cabeza, tras un saque de esquina. Busquets erró en su marcaje. Sin haber hecho nada para merecerlo, en su primer remate a portería, el Madrid se ponía por delante. Pero no tardó ni un minuto en volver la igualada al marcador. Un pase largo al milímetro de Mascherano fue aprovechado por Pedrito, que deleitó con una formidable carrera y anotó el primer gol del Barça, batiendo a Casillas con sangre fría. El duelo se ponía emocionante.

Mourinho movía fichas. Cambió delantero por delantero, Higuaín por Benzema. Pero el Barça seguía a lo suyo. A punto estuvo de marcar Dani Alves, en una jugada soberbia por su banda derecha. Desde luego, el brasileño estaba inspirado. Después, llegó un portentoso testarazo de Piqué a la salida de un córner, que de nuevo se marchó fuera, por poco. El Barça olía el segundo y entonces llegó la tercera caída en área merengue. Esta vez cayó Iniesta, tambien derribado por Ramos. No había duda alguna, era un penalti de libro. Messi lo remató de manera magistral, engañando por completo a Iker Casillas. El Barça se puso por delante, haciendo justicia a su recital futbolístico.

Del 4-1 al 3-2

El partido se abrió, pero el Barça se gustaba. Tanto, que el tercero llegó solo. Sensacional asistencia de Iniesta, otro que hizo un partido para quitarse el sombrero, que coló el balón entre tres defensores. Lo recibió Xavi, que se plantó solo ante su amigo Iker Casillas y lo fusiló sin miramientos, por la derecha, sin mostrar ni un ínfimo atisbo de dudas. El de Terrassa fue sustituido por Cesc, provocando la ovación del Camp Nou. Messi tuvo el cuarto en sus botas, pero no fue capaz de aprovehcarlo, y al fallo le sacó mucho partido el Real Madrid. En concreto, su compatriota Di María, que robó un balón absurdo a Valdés, tras un error garrafal del portero, y anotó a placer el 3-2 definitivo. Sin tiempo para mucho más, Tito dio entrada a Jordi Alba por Pedro, pero el marcador resultó inalterado.

Fue un partido en que el FC Barcelona ejerció un dominio asoluto sobre el Real Madrid. Las aguas volvieron a su cauce, y los catalanes demostraron que siguen estando un peldaño por encima de los madrileños, en cuanto a nivel de juego se refiere. Sin embargo, la gran efectividad blanca y los despistes tontos del Barça, propiciaron que un partido que hubiese quedado decidido en la ida, reste pendiente de resolverse en el Bernabéu.

 

Ficha técnica

3 - FC Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Xavi (Cesc, min.83), Iniesta, Pedro (Jordi Alba, min.87), Alexis (Tello, min.72) y Messi.

2 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol, Coentrao, Xabi Alonso, Khedira, Callejón (Di María, min.65), Özil (Marcelo, min.82), Cristiano y Benzema (Higuaín, min.61).

Goles: 0-1: Cristiano Ronaldo, min.55. 1-1: Pedro, min.56. 2-1: Messi (p), min.65. 3-1: Xavi, min.77. 3-2: Di María, min.85.

Árbitro: Clos Gómez (Colegio Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Xabi Alonso (min.11), Arbeloa (mi.44), Mascherano (min.45) y Albiol (min.50).

Incidencias: Partido de ida de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 91.728 espectadores. Antes del encuentro, el FC Barcelona homenajeó a algunos de los medallistas catalanes en los Juegos Olímpicos de Londres.

 

Texto de Víctor Malo: @VMalo8 en Twitter

Síguenos en Twitter: @diarioGOLcom y en Facebook: Diario Gol

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad