Rasmus Larsen aparece muerto en su casa

stop

El prometedor joven, de 20 años, militaba en el Spirou Charleroi de baloncesto después de su paso por el Bàsquet Manresa

Rasmus Larsen

13 de mayo de 2015 (18:00 CET)

La familia del baloncesto llora de nuevo la pérdida de uno de sus miembros. El jugador Rasmus Larsen, de 20 años, ha aparecido muerto este miércoles en su casa. El pívot danés estaba en las filas del Spirou Charleroi belga tras un prometedor paso por el Bàsquet Manresa de la ACB. No hay datos por ahora sobre las causas de la tragedia.

Las alarmas se han disparado en el club ante la ausencia de Larsen en el entrenamiento matutino. Y los peores e poco imaginables presagios se han cumplido cuando han encontrado el cuerpo inerte del jugador. Pívot de 2,12 metros, era una de las grandes promesas del baloncesto europeo actual. Larsen llegó a Bélgica en octubre tras dos temporadas en Manresa. Deslumbró en los inicios en la ACB, pero se apagó con el paso de las semanas.

La liga belga de baloncesto ha suspendido el primer partido de semifinales del play-off por el título que tienen que disputar el mismo Charleroi y el Ostende.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad