Raonic sentencia a García-López y apea a España a las primeras de cambio

stop

'La Armada', que ahora tendrá que jugarse la permanencia en el Grupo Mundial, no caía eliminada en primera ronda desde 2006

Guillermo García-López, en acción

03 de febrero de 2013 (22:49 CET)

Adiós a la Davis. Finalmente, la remontada no pudo ser y Guillermo García-López cayó ante Milos Raonic (6-3, 6-4, 6-2) con lo que Canadá se adjudicó este domingo el cuarto punto de la eliminatoria y el pase a cuartos por primera vez en su historia, dejando fuera a los actuales subcampeones del torneo. España llegaba a la tercera jornada de la eliminatoria con un 2-1 en contra tras las derrotas individuales del viernes y la victoria en el dobles del sábado, pero acabó siendo eliminada en primera ronda por primera vez desde 2006 ante Bielorrusia. Ahora, la 'Armada' se jugará en septiembre la permanencia.

El primer set de este domingo se lo adjudico Raonic tras romper el saque a García-López cuando el español sacaba para empatar a tres. El manchego tuvo la primera bola de 'break' del partido cuando el encuentro estaba empatado a dos juegos pero no la aprovechó. Raonic, con nueve 'aces', no se dejó amedrentar en sus saques. El canadiense disfrutó de una bola de 'break' y set con 5-2 en el marcador pero no la convirtió tras una doble falta del albaceteño que no estuvo acertado en sus primeros saques. Raonic cerró la primera manga a continuación con un juego en blanco.

En la segunda manga, Guillermo García-López comenzó con mal pie perdiendo su saque y sin poder evitar que el canadiense se pusiese 2-0. El español se centró en ganar sus saques y esperó los fallos de Raonic, que no cedió ni un punto de 'break' en el segundo set que se adjudicó por 6-4. El tercer set comenzó igual que el segundo, con Raonic rompiendo el saque a García-López en el primer juego y certificando el 'break' ganando su saque para poner el 2-0. Con el albaceteño asimilando la derrota, el canadiense aprovechó para hacer otro 'break' que supuso el 4-1 y dejó el partido visto para sentencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad