¿Quién es el nuevo abogado de Messi, Enrique Bacigalupo?

stop

Argentino y exmagistrado del Tribunal Supremo, resolvió casos tan polémicos como los de Sogecable, Filesa y los GAL

Enrique Bacigalupo, nuevo abogado de Leo Messi

04 de noviembre de 2014 (13:44 CET)

Enrique Bacigalupo (Buenos Aires, 1938) es el nuevo abogado de Leo Messi y tiene como misión evitar que el astro argentino se siente en el banquillo de los acusados.

Magistrado de la sala segunda de lo penal del Tribunal Supremo durante más de 20 años (1987-2008), Bacigalupo se formó jurídicamente en su Argentina natal (licenciado en Derecho por la Universidad de Buenos Aires, 1960) y, posteriormente, en la Universidad Complutense de Madrid (1981), donde se doctoró. Es doctor honoris causa por muchas universidades extranjeras.

En el Supremo, Bacigalupo estuvo entre los magistrados que resolvieron el 'caso Sogecable', por el que fue condenado Javier Gómez de Liaño y Botella a 15 años de inhabilitación por un delito de prevaricación. También participó en el 'caso Filesa' y el 'caso GAL'. Muy vinculado a Felipe González en su momento, actualmente lleva la defensa de las famosas tarjetas black de Bankia.

A los 70 años se vio forzado a abandonar el Supremo por cuestiones de edad en base al artículo 200 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), lo que le llevó a buscar un hueco en la abogacía. Bacigalupo pasó a formar parte de la firma de abogados más grande del mundo, DLA Piper (2011), y actualmente asesora a otro prestigioso bufete internacional, Olswang.

Silvina Bacigalupo llevará el día a día del 'caso Messi'

Bacigalupo, de 76 años, asume la defensa de Messi como un auténtico reto tras toda una vida dedicada al derecho. Sus elevados conocimientos de las leyes y la doctrina, su posible influencia en el poder judicial por su larga estancia en el Supremo y su condición de argentino, han sido aspectos vitales para que los Messi depositarán toda su confianza en él, tras quedar desencantados con Cristóbal Martell

Sin embargo, no será Enrique el encargado de gestionar el día a día de las actuaciones del caso, sino que para ello ha situado a su hija, Silvina Bacigalupo, también catedrática en derecho penal. Además, contarán con la ayuda del abogado penalista Javier Sánchez-Vera, del despacho madrileño Oliva-Alaya.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad