¿Qué hay detrás del éxito de la natación española?

stop

El periodista Andrés Corpas describe la historia de superación y la faceta humana de una generación única en "Las damas del agua"

Andrés Corpas, es el autor de "Las damas del agua".

26 de abril de 2015 (00:00 CET)

Las excelsas dosis interpretativas de Gemma Mengual y la competitividad extrema de Mireia Belmonte elevaron la natación española a unas cuotas inimaginables en un país que suple sus déficits estructurales con mucho talento e ingenio. Andrea Fuentes, Ona Carbonell, Melani Costa y Jennifer Pareja son otros nombres mágicos de una generación única, retratada con una prosa exquisita y mucha pasión por el periodista Andrés Corpas en el libro "Las damas del agua". La suya es una historia de éxito y, sobre todo, es un relato humano.

"Detrás de todos los éxitos hay historias muy humanas, de sacrificio y superación. La suya es una fusión de talento y trabajo", recalca Corpas, redactor de deportes de El Mundo. El primer relato se centra en la figura de Mireia Belmonte, la carismática nadadora de Badalona que en dos días acabó con todos los complejos de la natación española en los Juegos de Londres.

Escoliosis

De Belmonte se elogia su disciplina y sacrificio. También, su carácter competitivo. Pero el gran público desconoce sus inicios en la natación. Mireia no sentía de pequeña ninguna devoción especial por el agua. Tampoco sus padres ni familiares. A los cuatro años le diagnosticaron una escoliosis y le recomendaron que se apuntara a clases de natación para corregir sus problemas de espalda. El contacto diario con el agua mejoró su salud, pero no todo fue fácil en una piscina. Corpas, que la define como "una obrera del agua", relata que Belmonte tiene alergia al cloro y es asmática.

El autor de "Las damas del agua" profundiza en la relación entre Belmonte y Fred Vergnoux. El metódico y perfeccionista entrenador francés asegura que Mireia "tiene fuego en su interior" y en Londres recibió el encargo de convertir las dos medallas de plata en medallas de oro en los próximos Juegos de Río. En ello están.

Repeticiones y complicidad

Corpas también analiza la evolución de la natación sincronizada y la eclosión del waterpolo femenino. "Intento explicar al lector qué hay detrás de las medallas", recalca Corpas. "Gemma Mengual es talento; Andrea Fuentes es constancia, esfuerzo e innovación; y Ona Carbonell es creatividad. Además, hay muchas horas en solitario, muchas repeticiones, mucho compañerismo y una enorme complicidad en la natación sincronizada", añade el autor.

El libro, imprescindible para entender el auge de la natación, también aborda el poder de atracción que tienen "nuestras campeonas" para las grandes marcas comerciales. En cambio, esquiva capítulos polémicos como la turbulenta relación entre Fernando Carpena, el presidente de la Federación Española, y Anna Tarrés, la anterior seleccionadora nacional de natación sincronizada. Corpas rechaza cualquier polémica y la palabra "sirenas", muy utilizada por los periodistas deportivos para glosar los éxitos de nuestras nadadoras.

"Son ejemplos a seguir. Por su carácter, por su talento. Mujeres. Simplemente mujeres. Jamás siren… Ya saben, la expresión maldita".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad