Puyol espera jugar el Barça-Madrid

stop

El capitán evoluciona favorablemente del estiramiento del ligamento cruzado de la rodilla izquierda que sufrió en Getafe

El defensa azulgrana, en el campo del Getafe / Agencias

26 de septiembre de 2012 (17:18 CET)

Carles Puyol, baja por un estiramiento del ligamento cruzado de la rodilla izquierda, podría jugar el Barça-Real Madrid del 7 de octubre.

El capitán azulgrana ya se ejercita a un buen ritmo en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Todavía no se entrena al mismo ritmo de sus compañeros, pero sus dolencias han remitido en los últimos días. Tito Vilanova, entrenador del Barça, supervisa su evolución y no descarta que pueda jugar el clásico. Piqué, también lesionado, es duda y el técnico no es partidario de dar entrada a Bartra, sin experiencia en las grandes citas. En los últimos partidos, Mascherano y Song, dos centrocampistas reconvertidos en defensa, han sido los centrales del equipo.

Puyol se lesionó el pasado 15 de septiembre en el campo del Getafe (se retiró en el minuto 12 de la segunda parte) y los médicos del Barça cifraron su periodo de baja entre cuatro y seis semanas.

Busquets, con lumbalgia

Adriano también se recupera bien de sus molestias, pero todavía no está garantizada su presencia en el Sevilla-Barça del próximo sábado. El miércoles, en cambio, no se entrenó Sergio Busquets, que padece una lumbalgia. Demasiados contratiempos para Vilanova en este inicio de temporada.

El Barça se entrenó por la mañana en Sant Joan Despí; al mediodía, técnicos y jugadores almorzaron juntos en Sant Cugat para hacer terapia de grupo antes de enfrentarse a Sevilla, Benfica y Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad