Privilegios fiscales para los futbolistas de élite desplazados a España

stop

Hacienda los exime de informar sobre sus cuentas en el extranjero al igual que a fondos de inversión y altos directivos

Leo Messi y Cristiano Ronaldo, durante un clásico en el Bernabéu | Archivo

21 de febrero de 2013 (20:01 CET)

Los futbolistas de primer nivel desplazados a España estarán exentos de informar sobre sus cuentas en el extranjero. Así lo han dispuesto la Agencia Tributaria (AEAT) y la Dirección General de Tributos (DGT), en un comunicado que libra a fondos de inversión, Sicav, altos directivos y futbolistas de rellenar la declaración del modelo 720.

Un formulario que, en principio, estaban obligadas a cumplimentar las personas físicas o jurídicas residentes en España con ingresos en el extranjero, así como los no residentes titulares de cuentas en el extranjero con saldo superior a 50.000 euros. El plazo para presentarlo es el próximo 30 de abril, pero parece que las condiciones han cambiado para algunos sectores. Las razones de Hacienda son que, o ya dispone de información sobre estos colectivos, o bien carece de sentido exigir esta obligación a aquellas rentas y patrimonios que no estén sujetos a tributación en España.

El origen de la norma

La Ley de Lucha contra el Fraude del pasado 31 de octubre de 2012 se creó, como su nombre indica, para evitar declaraciones de renta fraudulentas. En este sentido, su texto normativo exigía que los residentes en España informasen de los movimientos de sus cuentas en el extranjero.

Entre este colectivo se encontraban los futbolistas que estaban sometidos a la denominada Ley Beckham, creada en 2005 por el gobierno de Zapatero para atraer estrellas a España. Los jugadores que se acogían a ella estaban grabados por el sistema de no residentes y, actualmente, en lugar de estar sometidos a un tipo impositivo del 52% en Madrid y del 56% en Barcelona, los pocos que mantienen este régimen solo responden de un 24,75%. El caso más ejemplificador es el de Cristiano Ronaldo, uno de los últimos jugadores que pudo acogerse a los privilegios de la Ley Beckham.

Justificación de Hacienda


La AEAT se ha encargado de aclarar en su página web que este colectivo de futbolistas no tiene la obligación de informar sobre sus cuentas en el extranjero: "Una persona física residente en España acogida al régimen fiscal especial aplicable a los trabajadores desplazados a territorio español, previsto en el artículo 93 de la Ley 35/2006 del IRPF, no tiene obligación de presentar esta declaración".

"La obligación de información sobre bienes situados en el extranjero, pese a no estar ligada a ningún impuesto específico, tiene reguladas para algunos tributos las posibles consecuencias en caso de incumplimiento. Para el IRPF, estas consecuencias se ciñen a los contribuyentes obligados a tributar por el Impuesto por la integridad de su renta, circunstancia que no concurre para las personas físicas acogidas al mencionado régimen", expone el comunicado de Hacienda.

Sanciones ejemplarizantes

Los futbolistas de élite suelen tener rentas gravadas en el extranjero, depositadas en paraísos fiscales o países de baja fiscalidad, para pagar menos impuestos. Por esta razón entra dentro de la lógica que se quiera ejercer un mínimo control sobre sus cuentas foráneas. Para evitar posibles evasiones de impuestos, sobre todo en los tiempos de necesidad y precariedad que corren.

Las sanciones impuestas por el gobierno en caso de incumplimiento son sustanciales. Por cada omisión o dato erróneo en la declaración del modelo 720 se impondrá una multa de 5.000 euros, siendo el mínimo imponible de 10.000 euros. En caso de que no se realice la declaración de algún concepto, tributará al tipo del 52% al 56%, y la multa a imponer será del 150% del importe. Pero, por lo que parece, los futbolistas no tendrán que preocuparse.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad