¿Presionó McLaren para que Fernando Alonso saliera rápido del hospital?

stop

El piloto abandonó el centro médico después de tres jornadas ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos

Gerard Mateo

El piloto de McLaren Fernando Alonso, con el pulgar levantado a la salida del Hospital General de Catalunya
El piloto de McLaren Fernando Alonso, con el pulgar levantado a la salida del Hospital General de Catalunya

09 de marzo de 2015 (23:46 CET)

La salud de Fernando Alonso nunca corrió peligro, pero su ingreso hospitalario era poco atractivo para el negocio millonario que genera el español. El piloto recibió el alta médica después de tres jornadas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Catalunya a pesar de que no estaba en plenas facultades. Fuentes cercanas al caso sugieren que McLaren intermedió para sacar al deportista cuanto antes, por una cuestión de márketing y siempre con la confirmación médica de que no había riesgos, a pesar de que era recomendable alargar el ingreso algunos días.

Los responsables del Hospital no saben nada oficialmente de la posible presión o influencia de McLaren, pero se muestran incómodos ante las preguntas sobre el caso. "No tenemos esa información", repiten sin desmentir los datos en ningún momento. E insisten, mientras invitan a cortar la conversación telefónica, en que "si se da el alta es porque se puede". Fernando salió de las instalaciones sanitarias por su propio pie, algo desubicado tras vivir un cuadro de amnesia postraumática que le impidió reconocer a su novia, Lara Álvarez, durante horas porque su cerebro despertó en la adolescencia.

Los padres del bicampeón del mundo de Fórmula 1, José Luis y Ana; su representante, Luis García Abad, y Lara Álvarez estuvieron con él en todo momento. Con su chica, incluso, mostró una complicidad poco habitual en Alonso ante los medios de comunicación cuando dejó el centro, vestido con una sudadera en dos tonos azules de la marca de gafas y ropa deportiva que le patrocina.

Más de 20.000 euros diarios

Tampoco hay respuesta en relación al alta que recibió el piloto después de tres días en la UCI sin pasar por planta. El ingreso en cuidados intensivos parece que responde más a la importancia mediática del paciente que a la gravedad de su estado de salud. Este hecho explicaría también las licencias que el personal del centro concedió a Alonso durante la estancia, como levantarse de la cama, hecho inusual en los pacientes que reposan en esa unidad de tratamientos. El asturiano o McLaren habrían abonado entre 20.000 euros y 25.000 euros diarios al Hospital por la atención sanitaria.

Hasta donde ha podido saber este medio, Fernando recibió el alta en buenas condiciones pero antes de lo clínicamente recomendado en casos como el suyo. A cambio prometió guardar reposo durante unas semanas y posponer el regreso al monoplaza. Los médicos le han prohibido participar en el campeonato del mundo, al menos, en un mes. Se perderá la primera carrera de la temporada y sugieren que se ausente también en la segunda. Alonso tiene entre ceja y ceja el GP de Malasia. Para entonces habrán pasado 35 días del accidente en Montmeló. Nunca ha perdido la sonrisa, ni el sentido del humor.