¿Por qué la venta de Henry computó en las cuentas de Laporta y la de Touré en las de Rosell?

stop

El presidente Bartomeu explica los motivos durante el juicio contra los 17 exdirectivos de la junta de Laporta

Jordi Moix, Jordi Cardoner y Josep María Bartomeu en el auditorio de la Ciudad de la Justicia de Barcelona | V. Malo

15 de septiembre de 2014 (20:06 CET)

¿Por qué la venta de Thierry Henry computó en las cuentas del presidente saliente Joan Laporta (2009-10) y la de Touré Yayá en las del presidente entrante Sandro Rosell (2010-11)? Esta es una de las grandes preguntas que se han retomado en el juicio por la acción de responsabilidad civil impulsada por el FC Barcelona contra Joan Laporta y sus últimos 16 directivos.

Henry y Touré fueron traspasados por el Barça el mismo verano, en 2010. Fueron dos casos distintos ya que el primero originó unas pérdidas de 8,2 millones de euros y el segundo unos ingresos de 30 millones. La venta de Henry, perjudicial a efectos contables, contabilizó en el ejercicio de Laporta. La de Touré, beneficiosa, lo hizo en el de Rosell.

Josep María Bartomeu, actual presidente del Barça, contestó a la pregunta con naturalidad durante el mediático juicio, celebrado en el auditorio de la Ciudad de la Justicia de Barcelona. El dirigente aseguró que el traspaso de Henry al NY Red Bull a cambio de 0 euros se firmó en mayo de 2010, mientras que el de Touré Yayá al Manchester City se realizó el 2 de julio del mismo año.

La clave está en la fecha del contrato

Según Bartomeu, una operación de este tipo se imputa en un ejercicio u otro en función de la fecha en la que se firma el contrato, aunque no se haga oficial en ese momento. Los 'transfers' de la FIFA se pueden realizar a partir del 1 de julio, cuando se abre el mercado una vez finalizada la temporada. Sin embargo, puede ser que el contrato ya estuviese firmado antes. Como en el caso de Henry.

No ocurrió lo mismo, en cambio, con la venta de Touré Yayá. "Conocí al agente del jugador el 2 de julio, pero lo negociamos el día 1", dijo 'Barto'. Esta declaración causó estupefacción entre los letrados de los demandados, que pusieron en duda que el acuerdo se cerrase el mismo día en que conocieron al agente del futbolista, cuando normalmente estas negociaciones duran días.

Bartomeu critica al City

Sin embargo, Bartomeu cargó contra el Manchester City: "El City ya tenía un acuerdo con Touré antes de hablar con nosotros. Algo que la UEFA no permite [negociar con un jugador antes de que se abra el mercado a espaldas del club propietario]. Se presentaron en Barcelona con un jet privado para cerrarlo cuanto antes". Lo que sorprende es que si estaba cerrado con tanta antelación no se imputase en las cuentas de Laporta. Pero, por lo que dijo Bartomeu, no había ningún contrato firmado con el Barça antes de julio.

Este mismo verano ocurrió algo similar con la venta de Cesc Fàbregas al Chelsea. La negociación entre clubes se fraguó en junio, cuando se cerró el acuerdo, y el Barça computó su venta en el ejercicio del curso anterior (2013-14) y no en el ejercicio entrante, donde se ha computado la venta de Alexis, por ejemplo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad