Polémica por el puñetazo de un portero de discoteca en un local de Javier Bordas

stop

La sala Bling Bling, parte del imperio del directivo del Barça, suspende de empleo y sueldo al trabajador, aunque comprende la agresión

Diario Gol

El propietario del grupo Costa Este y directivo del Barça, Javier Bordas, con la discoteca Opium, la más importante de su grupo
El propietario del grupo Costa Este y directivo del Barça, Javier Bordas, con la discoteca Opium, la más importante de su grupo

13 de abril de 2015 (12:04 CET)

WhatsApp ha sacado a la luz la enésima polémica relacionada con los negocios de los directivos del FC Barcelona. La sala Bling Bling, discoteca del imperio de Javier Bordas, responsable del fútbol sala azulgrana, está en el ojo del huracán por el puñetazo de uno de sus porteros a un cliente violento. Los hechos se produjeron en septiembre, pero la viralización del vídeo a través del móvil le ha dado mayor repercusión. El trabajador está suspendido de empleo y sueldo.

La discoteca, ubicada en la calle Tuset de Barcelona, es un local frecuentado por personalidades de todo tipo. Incluidos futbolistas del Barcelona. Los responsables de Bling Bling explican que el puñetazo, que tumbó al cliente, fue el final de una noche movida con el individuo.

El personaje en cuestión, un extranjero de 25 años, comenzó colándose en una de las zonas vip de la sala y llenándose la copa con la botella de una pareja. La seguridad del local expulsó al joven, que regresó hasta en tres ocasiones. En una de ellas lanzó una piedra contra el portero; en otra, amenazó con clavarle una navaja. Fue el detonante, recoge La Vanguardia. El empleado estará dos meses sin trabajo ni sueldo. El cliente en ningún caso denunció la agresión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad