Polémica por el beso del entrenador de los Patriots a su hija tras ganar la Super Bowl

stop

Bill Belichick, técnico de 62 años, besó apasionadamente a la joven Amanda, a la que engendró hace 30 años

Diario Gol

El apasionado beso real y el ficticio de Bill Belichick, entrenador de los Patriots, a su hija Amanda tras ganar la Super Bowl
El apasionado beso real y el ficticio de Bill Belichick, entrenador de los Patriots, a su hija Amanda tras ganar la Super Bowl

08 de febrero de 2015 (04:04 CET)

El beso de la polémica. En Estados Unidos se ha desatado un intenso debate con motivo de una de las imágenes más impactantes que dejó la Super Bowl, que se jugó el domingo pasado. Bill Belichik, entrenador de los Patriots de Nueva Inglaterra, besó de forma apasionada los labios de su hija tras la conquista del título sobre los Seahawks (28-24).

En un momento de euforia puede pasar cualquier cosa fruto de la felicidad y el cariño que se siente por determinados seres queridos. Sin embargo, en Estados Unidos consideran que el técnico se excedió con tan aparatoso beso. De hecho, ha llegado a decirse que hubo lengua.

Otros critican no solo el hecho de que exista una relación paternofilial sino la diferencia de edad. Bill tiene 62 años mientras que su hija está en la treintena. La polémica ha llenado muchos espacios de debate en la televisión norteamericana y en las redes sociales. Hay aficionadas que califican la escena de "entrañable"e "inofensiva", pero los más lo ven "vicioso y depravado", "algo pervertido" "chocante" o "fuera de lugar".