Pochettino recupera a Sergio García y Raúl Baena

stop

El argentino se juega el puesto ante el Rayo, pero podrá contar con dos de sus pilares, inéditos esta temporada

Sergio García celebra un gol con el Espanyol

20 de octubre de 2012 (14:02 CET)

El españolismo aparcará este domingo (16.00h/C Liga-GolT) durante 90 minutos la crisis institucional en la que vive inmerso para paliar la deportiva. Los 'pericos' reciben en Cornellà-El Prat al Rayo en un duelo que se presume fundamental para evitar que se compliquen aún más las cosas. Una hipotética derrota conllevaría la destitución del técnico justo en un momento en el que la parroquia blanquiazul necesita estabilidad para afrontar uno de los momentos más importantes en la historia reciente del club. Por esta razón, Pochettino no quiere reservarse ningún as en la manga y recuperará a los lesionados Sergio García y Baena, que se estrenan en una convocatoria esta temporada.

Tranquilizar los ánimos con vistas a una semana decisiva en los despachos. Éste es el principal propósito de la plantilla blanquiazul, para la que cada partido comienza a adquirir tintes de final. Por este motivo, el destino se ha aliado momentáneamente con Mauricio Pochettino, que en vistas de un partido en el que su cargo está en juego, podrá empezar a contar a partir de esta jornada con dos de sus principales pilares, Sergio García y Raúl Baena, ausentes en este nefasto inicio de temporada. Por el contrario, Víctor Álvarez, Albín, Mattioni, Christian Alfonso y dos de los últimos fichajes, Simao y Tejera, han sido los sacrificados por el preparador argentino.

Homenaje a Lauridsen


El ambiente enrarecido y la tensión previa que se respirarán en los prolegómenos del choque se verán aplacados momentáneamente con el tributo a uno de los grandes emblemas de la historia reciente del club, John Lauridsen, que este sábado disputa un partido con la Agrupación de Veteranos. El 'Gran Danés' saltará al terreno de juego instantes antes de que ruede el balón para recibir el aplauso de la afición españolista, para posteriormente en el descanso, recibir una placa de manos del presidente Ramón Condal.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad