Pleno al doce del Barça en la Liga

stop

El equipo azulgrana, con goles de Adriano, Messi (2) y Villa, derrota con autoridad al Getafe

Los jugadores del Barça celebran en piña uno de los goles | EFE

15 de septiembre de 2012 (22:18 CET)

Doce puntos de doce posibles en la Liga. El Barça ganó con autoridad al Getafe (1-4) el día que Tito Vilanova alineó a diez jugadores formados en las categorías inferiores del club y prescindió, en el equipo titular, de Leo Messi y Alves. Adriano, tras una meritoria acción individual de Cesc Fàbregas, esbozó una victoria que rubricaron el astro argentino y Villa en la media hora final.

El Barça desactivó al Getafe, menos correoso que hace un año, con el control de Xavi, la clarividencia de un maravilloso Thiago (volvió a jugar tras cuatro meses de ausencia por lesión) y la agitación de Cesc Fàbregas, que actuó de falso delantero. Monopolizó el balón y combinó con inteligencia para castigar al equipo de Luis García. Tocaba y tocaba el cuadro azulgrana, con constantes apoyos y estirando el campo gracias a la profundidad de Tello, una pesadilla para Valera.

La determinación de Cesc

El Getafe resistió hasta que Cesc encaró la portería de Moyá con la determinación que no tuvo en otros partidos en una acción que culminó Adriano, que dos semanas antes marcó el gol de la victoria ante el Valencia. El brasileño, un lateral muy ofensivo y técnicamente exquisito, resquebrajó al Getafe, impotente para contrarrestar el fútbol bien elaborado del Barça.

Imponente con el balón, el Barça se sintió amenazado cuando el Getafe intensificó su presión y trató de agitar el partido. En los momentos de aceleración, el equipo azulgrana perdió un control que no recuperó hasta la aparición de Messi. Las galopadas del astro argentino fueron el mejor tranquilizante para el Barça y una amenaza constante para el Getafe, que firmó su rendición cuando Miguel Torres derribó a Messi dentro del área local.

Jugada de tiralíneas

La megaestrella del Barça marcó el penalti y poco después culminó una jugada de tiralíneas del equipo para sentenciar al Getafe. Sarabia y Villa, que ya suma dos goles en la Liga, cerraron un partido que siguió el guión que esbozó Vilanova con la única excepción de la lesión de Puyol, que estará entre cuatro y seis semanas de baja por un estiramiento del ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda.

Cuatro partidos, cuatro victorias. Ante la Real Sociedad y el Valencia en casa, y, sobre todo, en Pamplona y Getafe, en los mismos escenarios que la pasada temporada empezó a perder la Liga. En la actual, el equipo está más tensionado y su próximo reto pasa por igualar o superar las seis victorias que encadenó el Barça de Guardiola en la temporada 2009-2010.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad