Platini cede a las presiones de los mecenas del fútbol

stop

El presidente de la UEFA rebajará el margen de pérdidas que el Fair Play Financiero impone a los clubes europeos

Víctor Malo

Michel Platini (presidente de la UEFA) dialoga con Nasser Al Khelaifi (presidente del PSG) en un estadio europeo
Michel Platini (presidente de la UEFA) dialoga con Nasser Al Khelaifi (presidente del PSG) en un estadio europeo

20 de mayo de 2015 (21:54 CET)

Michel Platini ha dado marcha atrás. El presidente de la UEFA ha cedido a las presiones recibidas por los denominados mecenas del fútbol y rebajará las estrictas medidas de saneamiento económico que impuso a los clubes europeos a través del Fair Play Financiero.

El dirigente francés, ganador de tres Balones de Oro consecutivos en los 80 cuando vestía la camiseta de la Juventus, reunirá al Comité Ejecutivo de la UEFA los próximos 29 y 30 de junio en Praga para ultimar los arreglos que se implementarán en la normativa que el propio dirigente impulsó en 2009. Entre otros aspectos, se flexibilizará la posibilidad de que entren nuevos inversores en el fútbol europeo, cosa que antes no se quería.

Jean-Louis Dupont, el abogado que propició la aprobación de la Ley Bosman en los 90, se ha mostrado a favor de la rebaja normativa que propone la UEFA y que coincide con la política de libre comercio de la Unión Europea: "La norma impide que los propietarios de clubes pequeños puedan invertir en grandes futbolistas, lo que a su vez impide el crecimiento de estas entidades deportivas. Me pregunto por qué la UEFA considera que esto es ilegal".

¿En qué consiste el Fair Play Fianciero?

El Juego Limpio Financiero busca proteger a los clubes con medidas económicas y sancionadoras dirigidas a que no gasten más dinero del que tienen. El fútbol, como deporte que mueve millones de pasiones en todo el mundo, corre el riesgo de que los dirigentes, contagiados de esa pasión, inviertan cantidades excesivas en fichajes de jugadores y salarios para buscar el éxito. El problema viene cuando esas inversiones no surten efecto y no generan los beneficios esperados.

Para evitar que las entidades deportivas fuesen a la banca rota, Platini ideó un sistema que funciona a todos los efectos desde hace dos años: los clubes adinerados no podían tener un balance económico con pérdidas superiores a los 45 millones de euros en el global de tres ejercicios económicos consecutivos entre 2011 y 2014. A partir de este año, y hasta 2019, el límite de pérdidas debía reducirse a 30 millones.

¿Qué cambios implantará Platini?

Precisamente este límite de 30 millones de euros en pérdidas durante el acumulado de tres ejercicios es lo que, a priori, modificará Platini. Probablemente, el dirigente europeo mantendrá el margen de 45 millones de euros –o quizás uno aún más elevado– que ya ha dado problemas al Chelsea, el PSG y el Manchester City en los últimos años. Éstos, como ahora el Valencia de Peter Lim, son los clubes que más se han quejado del Fair Play Financiero.

Este colectivo de clubes encarna el modelo del mecenazgo: sugar dadies que se encaprichan de clubes de fútbol y deciden invertir en ellos sus fortunas. El peligro para la UEFA es que se cansen, marchen y dejen a los clubes arruinados.

Críticas contra la UEFA

La reacción de Platini viene poco después de las presiones recibidas, pero también acarrea críticas. Arsene Wenger, entrenador del Arsenal y ferviente defensor del FFP, se ha mostrado molesto con el ajuste que propone la UEFA: "Es una medida a favor de los inversores extranjeros. A nosotros no nos afecta porque siempre pagamos lo que tenemos, no más. En cambio, hay algunos clubes que nunca han cumplido el FFP".

"La UEFA tiene menos poder ahora que hace 10 o 15 años. Todo puede ser impugnado", comenta Wenger, resignado. "Creo que el contrato televisivo que se maneja en Inglaterra ha empujado a otros clubes europeos a esto", sentencia el técnico francés. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad