Pitos al Rey y al himno español

stop

Una gran parte de los espectadores del Buesa Arena recibieron con hostilidad al monarca antes de la final

El Rey junto al 'lehendakari', Iñigo Urkullu / EFE

10 de febrero de 2013 (22:36 CET)

El Rey volvió a ser pitado. Igual que ocurriera hace tres años en Bilbao y en algunas finales de la Copa de fútbol, el monarca fue abucheado cuando llegó al pabellón Buesa Arena de Vitoria y durante la interpretación del himno español. Televisión Española silenció los hechos.

Una gran parte de los 14.000 aficionados que presenciaron la final silbó al Rey, que estuvo acompañado por el lehendakari, Iñigo Urkullu; el ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert; y el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal.

La canción de los elefantes

La afición del Baskonia, el equipo de Vitoria, era mayoritaria en el pabellón. Muchos menos aficionados de Barcelona y Valencia presenciaron una final que dominó el equipo azulgrana casi de principio a fin. En algunos lances del partido incluso se escuchó la canción de los elefantes que se columpiaban sobre la tela de una araña.

Al acabar el partido, el Rey entregó el trofeo de campeón a Juan Carlos Navarro, capitán del Barça. Entonces también se escucharon pitos, pero su intensidad fue menor.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad