Piqué y Neymar, en el punto de mira de Luis Enrique

stop

El técnico asturiano tiene un plan para sacar el máximo rendimiento de ambos en el tramo decisivo de la temporada

Piqué y Neymar comentan entre risas el baile de las 'cheerleaders' del Sant Jordi | V. Malo

27 de septiembre de 2014 (14:36 CET)

Gerard Piqué y Neymar da Silva se han convertido en los principales señalados del Barça de Luis Enrique. El hecho de que el técnico asturiano la haya tomado con ellos no es fruto de la casualidad, sino que coincide que son de los futbolistas más talentosos de la plantilla pero también dos de los menos sacrificados.

Piqué solo ha jugado la mitad de los seis partidos que van de temporada como titular y esta tarde contra el Granada no ha sido ni convocado. El central azulgrana fue titular en el último partido contra el Málaga, que el Barça empató sin goles y, en el duelo anterior frente al Levante, vio el encuentro íntegro desde el banquillo, donde dio muestras evidentes de una cierta desidia.

Luis Enrique no reconoce que tenga ningún problema con el jugador, de hecho, habla maravillas de él: "Estoy encantado con 'Geri' y su actitud en los entrenamientos. Es un chico con un carácter divertido y alegre, con el que tengo muy buena relación". Sin embargo, 'Lucho' sabe que el catalán no está a su mejor nivel y amenaza con convertirlo en carne de banquillo sino se reencuentra pronto con su mejor versión.

Neymar aún defiende poco

Algo similar ocurre con Neymar, que también ha jugado tres partidos desde el inicio y dos como suplente. Luis Enrique espera mucho de él, pero no solo en ataque, también en tareas defensivas. Este aspecto ya le costó el puesto a Gerard Deulofeu y a Neymar le ha comportado ser sustituido a los pocos minutos del segundo tiempo en los dos últimos partidos de Liga, contra Levante, donde Neymar se lastimó –pero el cambio estaba previsto igualmente–, y contra el Málaga.

Se espera que el delantero brasileño sea titular este sábado contra el Granada en el Camp Nou, pero tampoco sorprendería que empezase el partido desde el banco. Como con Piqué, Luis Enrique espera sacar la mejor versión de Neymar de cara al tramo decisivo de la temporada, y si para ello tiene que amargarle un poco el inicio de campaña, lo hará sin problemas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad