Piqué, descartado para el Barça-Madrid

stop

Ausente el defensa internacional, el dilema de Vilanova se centra en la zona ofensiva con la reaparición de Iniesta y el buen momento de Cesc

Cesc Fàbregas festeja su gol ante el Benfica con Mascherano / EFE

07 de octubre de 2012 (13:05 CET)

Gerard Piqué, definitivamente, no jugará el Barça-Madrid. El defensa internacional no pudo entrenarse este domingo al mediodía y ha sido descartado para el clásico en el Camp Nou. Alex Song, centrocampista reconvertido como defensa central, se postula como su sustituto en el equipo azulgrana.

Descartado Piqué, Vilanova tiene otros dilemas. La recuperación de Andrés Iniesta, que ya jugó el pasado martes contra el Benfica en Lisboa, aporta nuevos registros al Barça y su entrenador deberá resolver si mantiene a Cesc Fàbregas en el equipo titular, juega con dos extremos abiertos (Pedro y Tello) o prescinde de un delantero (Pedro o Alexis). Controlar el ritmo del partido y monopolizar la pelota son los grandes retos de Vilanova para desactivar el temido contraataque blanco.

Iniesta, el futbolista de quien Frank Rijkaard dijo que reparte caramelos, ha vuelto. El centrocampista internacional, elegido mejor jugador de Europa de 2012 por la UEFA, es un futbolista básico para el fútbol combinativo y desequilibrante del Barça. Difícilmente Vilanova prescindirá de Iniesta en el clásico, pero deberá decidir si lo coloca en el centro del campo o como falso extremo, opción está última que facilitaría la continuidad de Fàbregas, que ha marcado tres goles en los últimos dos partidos, en el equipo.

Equipo menos compacto

Vilanova también podría jugar con dos delanteros muy abiertos parar generar espacios ante un Madrid que en el último partido de Liga desactivó el ataque azulgrana. De optar por este modelo, Fàbregas no sería titular y el Barça sería un equipo menos compacto. Probablemente atacaría mejor, pero sería más vulnerable en los contraataques del Madrid.

El Barça también podría actuar con Busquets, Xavi e Iniesta en el centro del campo, con Messi como delantero centro mentiroso y con dos extremos de perfil distinto. Uno podría ser Pedro o Tello; el otro, Alexis o Villa, futbolistas con tendencia a desplazarse hacia el centro. Muchas alternativas para Vilanova.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad