Peter Lim suspende el nuevo Mestalla

stop

El propietario del Valencia quiere introducir muchos cambios en el proyecto inicial del estadio diseñado por Mark Fenwick

Panorámica del nuevo Mestalla, con las obras paralizadas desde 2009

27 de diciembre de 2014 (16:54 CET)

Peter Lim, nuevo propietario del Valencia, no da luz verde al nuevo Mestalla. De momento. El empresario de Singapur quiere introducir muchos cambios en el proyecto inicial, del arquitecto Mark Fenwick, antes de invertir más de 100 millones de euros para finalizar un estadio paralizado desde 2009.

El proyecto inicial es totalmente insostenible y Amadeo Salvo, el actual presidente del Valencia, ya anunció su voluntad de reducir la capacidad del nuevo Mestalla y de reducir el coste de la espectacular cubierta diseñada por Fenwick. Lim quiere muchos más cambios.

Parking y gradas más próximas

Lim quiere suprimir el elevado coste de las 3.500 plazas de parking subterráneas. También desea reducir la distancia entre las gradas y el terreno de juego. Y, además, acepta que la capacidad final sea de 61.500 localidades, en lugar de las 75.000 proyectadas inicialmente.

El nuevo Mestalla empezó a construirse en 2007, pero dos años después se paralizaron las obras por falta de dinero. Lim quiere dar un nuevo impulso al campo, pero pone condiciones. Salvo, mientras, anuncia que el futuro estadio del Valencia se podrá inaugurar en 2019, durante los actos del centenario del club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad