Pereiro: "Me parece lamentable que sancionen a alguien sin pruebas"

stop

Algunos ciclistas censuran la resolución de la UCI y recuerdan que Armstrong nunca dio positivo en un control antidopaje

Oscar Pereiro / Archivo

23 de octubre de 2012 (12:45 CET)

El mundo del ciclismo está dividido. La decisión de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de borrar a Lance Armstrong, tras asumir el informe de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) que asegura que el norteamericano se había dopado de forma reiterada, ha sido rebatida por algunos corredores. Éstos denuncian que no se ha podido probar ningún hecho delictivo y recuerdan que Armstrong nunca dio positivo en los numeros controles antidopaje que pasó durante su carrera profesional.

"Me parece lamentable que sancionen a alguien sin pruebas", manifestó Óscar Pereiro, campeón del Tour de 2006 tras ser descalificado Floyd Landis (el gallego recibió el maillot amarillo del director de la prueba en octubre de 2007). "Me frustraría tener el prespuesto de la UCI y no encontrarlas. Si nos fiamos de los testimonios, ¿qué pinta aquí la UCI? Tendrían que dimitir ellos", añadió Pereiro, cuyo argumentó asumió Samuel Sánchez: "Si Armstrong no dio nunca positivo, he de pensar que iba limpio. Muchas acusaciones están hechas desde el rencor. ¿Qué pasaría si salieran más ciclistas de otras épocas? Además, si estos que acusan son tan hombres y tanto aman al ciclismo, que devuelvan el dinero que ganaron".

Armstrong retira los títulos de su cuenta de Twitter


Armstrong, mientras, todavía no se ha pronunciado públicamente sobre la resolución del lunes de la UCI. Sin mediar palabra, el norteamericano retiró la referencia a los siete Tours que ganó entre 1999 y 2005 en su cuenta particular de Twitter. "Criando a mis cinco chicos. Luchando contra el cáncer. Nadar-, bicicleta, correr, golf y todo lo que pueda", puede leerse ahora en el perfil del Twitter de Armstrong, que cuenta con 3,8 millones de seguidores.

Armstrong se ha quedado sin reconocimiento deportivo y su economía se tambalea. La revista Forbes cifró en unos 23 millones de euros anuales el dinero que dejará de ingresar por la ruptura de sus patrocinadores. SCA Promotions, además, le reclama unos 6,9 millones de euros por los bonus que le pagó por sus victorias en la ronda francesa en un caso que resolvió la justicia norteamericana en 2005. Entonces, Armstrong declaró ante un juez que nunca se había dopado. Si se demuestra que mintió, podría ser castigado con pena de cárcel. La Federación Francesa de Ciclismo también le ha pedido que devuelva los 2,9 millones de euros que percibió por sus victorias en la gran ronda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad