Pepe, agresivo dentro y fuera de los terrenos de juego

stop

En esta ocasión, acusa verbalmente a Iniesta y al Barça de hacer teatro y asegura que si molestan sus palabras es porque "la verdad duele"

Pepe le recrimina a Iniesta que se levante después de hacerle una entrada, durante el clásico | EFE

10 de octubre de 2012 (15:34 CET)

Pepe nunca ha entendido de señorío, de fair play ni de educación. El central del Real Madrid ha vuelto a ser el protagonista negativo del clásico, aunque esta vez por dar patadas y hablar, y no sólo por lo primero. El portugués, de origen brasileño, mantiene la teoría de que los jugadores del Barcelona son unos "teatreros". Es más, ante la estupefacción que ha generado entre los azulgrana, Pepe ha asegurado que "la verdad duele".

Todo comenzó, de nuevo, en el Barça-Madrid. En la segunda mitad, el central entró con todo (como de costumbre) y derribó a Iniesta en el área. Delgado Ferreiro se tragó el silbato, y eso lo aprovechó el luso para cargar contra el manchego y contra el resto de la plantilla. "No ha sido penalti a Iniesta. Iniesta me busca y en mi opinión no es penalti. Además, la forma en la que se cae, dando mil vueltas... Ellos son así, son unos teatreros pero estamos acostumbrados y venimos a hacer nuestro partido", comentó tras el choque. Todavía le duele la expulsión que sufrió en las semifinales de Champions hace dos temporadas por voltear a Dani Alves con una patada a la altura de la rodilla, con los tacos por delante.

Iniesta, dolido


Las acusaciones de Pepe han afectado al vestuario catalán. "Uno puede decir que no es penalti, pero no ir más allá porque no creo que ni yo ni mis compañeros seamos teatreros", replicó Iniesta en Onda Cero, al tiempo que aseguró que las palabras del madridista afectan y ofenden. "Si miramos las acciones de Pepe en cada partido, pues tendríamos muchísimas opiniones, pero es su opinión y yo creo que a Pepe lo conocemos todos", dijo de manera sibilina el de Fuentealbilla.

Ahora, Pepe, concentrado con Portugal, ha vuelto a cargar contra Andrés. "Si alguien se siente ofendido es porque la verdad duele", le ha recriminado al español. Hay que recordar que el propio Vilanova, técnico del Barça, defendió a sus jugadores contestándole a Pepe que habría que hacer un vídeo con todas sus patadas (y también sus actuaciones).

De Casquero a Messi

El portugués ha visto más de 50 cartulinas desde que aterrizó en el Real Madrid, y sólo seis rojas (tres directas). Se dio a conocer con la terrible agresión al exjugador del Getafe Casquero cuando, estando éste en el suelo, le pateó la espalda. La última gran agresión (quedó impune) fue el pisotón a la mano de Messi, por el que se disculpó ante las cámaras del club blanco. Hablando de teatreros, eso sí fue una actuación totalmente orquestada.

Por cierto, en los cuartos de final de la última edición de la Copa del Rey, Pepe fingió una agresión de Fàbregas. Curiosamente, fue Iniesta el que lanzó el balón fuera para que le atendieran mientras dio "mil vueltas", como dice ahora. En poco tiempo, Pepe será papá. Habrá que ver si la paternidad le afecta positivamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad