Pellegrino considera "injusta" una destitución "producto de un calentón"

stop

El argentino recibe el apoyo de aficionados que invadieron una zona privada en Paterna

Mauricio Pellegrino, en su adiós

02 de diciembre de 2012 (15:27 CET)

Mauricio Pellegrino no comparte su destitución. En su despedida, el argentino ha asegurado que su destitución es una decisión "injusta" ya que es "producto de un calentón y sobre todo del miedo debido a la situación". "Esto es fútbol y es lo que hay", aseguró el 'Flaco', antes de "agradecer a la afición y los jugadores la oportunidad que me han dado". Precisamente, una veintena de radicales se presentaron en la ciudad deportiva de Paterna, invadiendo una zona privada y mostrando su apoyo al ya extécnico che.

"No sé si con el éxito la gente se ha sentido orgullosa del equipo. Simplemente le deseo lo mejor al Valencia. Entre entrenador y jugador en la cantera he pasado casi diez años, pero ojalá la vida me vuelva a dar la oportunidad de volver a trabajar aquí. Estoy orgulloso de haber pasado este tiempo. Les deseo lo mejor y muchas gracias por todo", añadió.

Una situación "coyuntural"

Pellegrino explicó los motivos de su enfado. "Creo que es una situación coyuntural. En este momento el Valencia está a cuatro o cinco puntos del objetivo en Liga. Va a jugarse el primer puesto en Champions, ya clasificado para octavos de final y va a continuar jugando contra Osasuna en la Copa del Rey", indicó el argentino, que también quiso dar su opinión sobre la actitud de Mestalla. "No es lo que queremos todos y me siento responsable y dolido por ello, pero creo en los procesos de trabajo. Yo firmé un contrato por dos años y en mi época como jugador tanto con Rafa Benítez como con Cúper he vivido cinco o seis pañoladas", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad